Deuda: Martín Guzmán: "No estamos pidiendo a nuestros acreedores que pierdan, sino que ganen menos"

Nacionales 04 de mayo de 2020 Por Mariano Garcia
Deuda: el mensaje de Martín Guzmán a los bonistas en Financial Times
GUZMANNNN
GUZMANNNN

El ministro de Economía, Martín Guzmán , reiteró hoy que la Argentina no mejorará la propuesta a los acreedores extranjeros por el canje de la deuda.

"No estamos pidiendo a nuestros acreedores que pierdan, sino que ganen menos. Forzar una mayor austeridad para pagar más no solo sería económicamente desastroso , sino también inaceptable política y moralmente y, en última instancia, insostenible", indicó.

 
En una columna que publicó en el diario británico Financial Times , Guzmán advirtió que "las demandas insostenibles solo pueden generar resultados insostenibles" y señaló que la resolución de la crisis de la deuda en el marco de la pandemia "requiere sentido común, colaboración e ideas frescas en interés tanto de los acreedores internacionales como de la Argentina".

 
Según el ministro, "a los acreedores les conviene evitar los patrones destructivos del pasado de promesas imposibles y crisis repetidas". "Se acabó el tiempo de las ilusiones. En el nuevo mundo de Covid-19, no podemos seguir gastando el 20% de los ingresos del gobierno o más en pagos de deuda, como algunos acreedores han preguntado efectivamente. Es simplemente imposible", remarcó.

 
El funcionario sostuvo que "incluso antes de que el Covid-19 golpeara, la trayectoria de la deuda del país estaba fuera de control". Y remarcó que el coronavirus "ha devastado las exportaciones y los ingresos fiscales".

 
"Como en cualquier otro lugar, la enfermedad ha obligado a la adopción de medidas de emergencia destinadas a mantener un sustento mínimo para los desempleados y evitar un colapso económico total", agregó el titular del Palacio de Hacienda.

La oferta del Gobierno implica una reducción en la carga de intereses de 62% (US$37.900 millones), un alivio en el stock de capital (5,4%, o sea, US$3600 millones) y un período de gracia de tres años. Eso significa que el presidente Alberto Fernández propone no pagar hasta 2023. Ese año el país empezaría a abonar un cupón promedio -una tasa de interés- de 0,5%. Las tasas irían luego creciendo a niveles "sostenibles". El cupón promedio rondaría el 2,33%.

Guzmán recordó que la Argentina sufrió "una larga historia de auges, caídas y reformas económicas fallidas". "Ha incumplido su deuda ocho veces, sufrió hiperinflación dos veces y atravesó múltiples crisis de balanza de pagos, así como 20 programas económicos respaldados por el FMI en 60 años", apuntó.

"Esa historia proporciona el principio rector con el que hemos construido el proceso de reestructuración de la deuda: proponer, de buena fe, un rediseño de nuestros compromisos de deuda para crear sostenibilidad económica a largo plazo, para que Argentina pueda cumplir y cumpla las promesas hechas a sus acreedores", continuó.

Luego, lanzó una advertencia: "Estos son tiempos muy difíciles para los tenedores de bonos, y la Argentina es un anticipo de lo que vendrá para los países deudores en dificultades en todo el mundo". "Pero los tenedores de bonos tienen una opción: reconocer los desafíos históricos y buscar nuevas formas de avanzar, o insistir obstinadamente en términos de reembolso miopes que parecen proporcionar retornos rápidos pero solo degradan a los países deudores y socavan su capacidad de reembolso", subrayó.

Te puede interesar