Cepo al dólar: las empresas de EE.UU. y Europa llevaron quejas al BCRA por importaciones

Compañías de esa procedencia radicadas en el país presentaron notas ante el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, para pedir garantías y traer insumos del exterior.
dolar_importaciones.jpg_258117318

“Están apretando más los controles de Comex para los giros al exterior”, confiesa un banquero. “Los importadores de neumáticos para cosechadoras y camiones hace más de dos meses que no pueden despachar a plaza estos insumos que requieren las fábricas de cosechadoras, que no pueden vender porque no tienen los neumáticos, que son importados”, se queja Rubén García, presidente de la Cámara de Importadores.

“No se ha producido la automaticidad prometida y eso lo pude corroborar no sólo con industriales de acá, sino con las autoridades de la Cámara de Comercio Exterior de Córdoba, que además preside la Federación de Cámaras de Comercio Exterior de la Argentina, que consideran detenido el Comex y afectado el proceso productivo.

Esperamos esa automaticidad prometida para no afectar el proceso productivo ni desaprovechar las oportunidades que la propia crisis nos plantea”, ruega Miguel Ponce, ex subsecretario de Industria y Comercio. "Toda pyme que hoy debe manejarse con algún punto de contacto con la importación, ya es testigo del traslado a precios por la incertidumbre que genera el valor del dólar a futuro y si va a estar accesible o no", agrega Cristian Caram, titular de Mopyme (Movimiento de Pequeñas y Medianas Empresas).

Alejandro Diaz, CEO de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina (AmCham) le mandó una carta al presidente del Banco Central , Miguel Pesce, a la que tuvo acceso este diario. Allí remarca que el 82% de las importaciones en el 2019 se trataron de bienes de capital, bienes intermedios, piezas y accesorios, y combustible: “O sea, se tratan de productos o servicios necesarios para los procesos productivos en nuestro país.

El requisito por el cual para acceder a la compra de divisas, la empresa no debe poseer activos externos líquidos disponibles se puede tornar excesivo al no considerar ciertas cuestiones operativas de las empresas que operan internacionalmente.

Hay necesidad de mantener ciertos saldos mínimos en las cuentas del exterior para cubrir los gastos de mantenimiento, especialmente considerando que el acceso al mercado para pagar dichos gastos está restringido”. Sugiere establecer que el cliente podrá mantener en cuentas del exterior fondos disponibles por hasta u$s 5000 al momento de acceso al mercado de cambios.

De manera similar, el cliente podrá mantener en la Argentina tenencias de moneda extranjera que no estén depositadas en cuentas en entidades financieras por hasta u$s 5000 o su equivalente en monedas extranjeras: “Esta excepción permitiría a las empresas tener en efectivo sumas de dinero por montos pequeños utilizados generalmente como caja”, sostiene la AmCham.

Además, señala que esto afecta la cadena de manufactura de productos terminados de origen nacional: “Estos importadores se verían forzados a cancelar sus obligaciones mediante mecanismos alternativos más onerosos. Esto generará un traslado a precios porque en la estructura de costos se internalizará al tipo de cambio real utilizado, con el consecuente impacto posterior en el precio de venta del producto involucrado.

En sintonía con esta carta, Pesce recibió otra por parte de Giorgio Alliata di Montereale, presidente de todas las Cámaras Bilaterales europeas radicadas en el país y que conforman la Eurocámara Argentina, que agrupa a más de 2200 empresas.

Sugiere calificar los operadores por su relevancia estratégica socio-económica y sectorial, exceptuar empresas con inversiones productivas en el país, poder importar insumos, repuestos y bienes de capital para sectores estratégicos como el sanitario, el de telecomunicaciones, el automotriz, el energético, el ambiental, el de producción alimentaria, el textil, como así también autorizar pagos anticipados para el comienzo de producción de bienes de capital.

Además, piden coordinar pagos de deudas atrasadas correspondientes a 2019 y 2020 entre filiales con sus casas matrices y terceros para los sectores exceptuados. “Las exportaciones y las inversiones extranjeras son la única fuente genuina de divisas y una herramienta estratégica para la sostenibilidad de las empresas y la generación de empleo”, concluyen.

CPN Guillermo F. Williams

Asesor Financiero

Te puede interesar