El ahorro en tiempos de crisis: cómo aprovechar este momento para explicárselo a los chicos

La gran mayoría de las familias modificaron sus conductas de consumos, y vivieron de maneras muy diferente el impacto económico de esta crisis mundial. Siendo los más pequeños quienes aprenden con facilidad de experiencias cotidianas, nos encontramos frente a una gran oportunidad para transmitirles saberes para que ellos no repitan errores y estén mejor preparados.
BATTERSEA-AFFORDABLE-ART-FAIR-2015-0003-1024x683-1

‘Los imprevistos ocurren, y hay que estar preparados’. La situación inesperada provocada por la pandemia Covid-19 que afectó al mundo en el 2020, nos dejará muchos sinsabores pero también varios aprendizajes. Si bien para los adultos habrá un antes y un después de la cuarentena con la que se enfrentó al coronavirus, serán los niños y adolescentes quienes incorporen la mayor cantidad de aprendizajes para desarrollar a futuro. Que sean positivos o negativos, dependerá en gran parte de sus padres.

La gran mayoría de las familias, ya sea por necesidad o por precaución, modificaron sus conductas de consumos, y vivieron de maneras muy diferente el impacto económico de esta crisis mundial. Siendo que los más pequeños son quienes aprenden con facilidad de experiencias cotidianas de la vida real y de situaciones cercanas, nos encontramos frente a una gran oportunidad de transmitirles saberes para que ellos no repitan errores y estén mejor preparados en su vida adulta.

En esta etapa de confinamiento y en la que millones de padres se convirtieron en maestros de todos los niveles, hablarles a los niños del valor del dinero, del ahorro, de los seguros, del crédito, de las inversiones, de las aplicaciones bancarias, de la seguridad en línea, puede convertirse en un punto importante de avance sobre el futuro económico de sus hijos y la relación con estos conceptos.

Por estos días se tiene la oportunidad de enseñarles algo más que aún no se da en las mayoría de las aulas, y es la educación financiera. Por ello, es un buen momento para explicarles qué es un imprevisto y sobre la importancia de estar prepararnos para eso. “Un imprevisto es un hecho o situación que no ha sido prevista. No pudo ser visto, detectado o conocido con anticipación.

Son sucesos que pueden generar mucho estrés ya que exige adaptarse a las nueva situación y esto puede ser más o menos difícil según las circunstancias de cada uno”, detalló la experta en finanzas y directora del proyecto educativo Aprender Cuenta, Juana León Álamo.

Por eso cuando ocurren es mejor estar prevenido. Pero cómo debemos prepararnos. “En primer lugar, concediéndole al ahorro para imprevistos la importancia que tiene y convertirlo en una prioridad. Los imprevistos ocurren y hay que estar preparados”, sostuvo la directora de Aprender Cuenta.

En tanto, agregó que en segundo lugar se debe aplicar “la regla de las 3P: Pensar, Planificar y Presupuestar nuestras finanzas personales para conseguir nuestro colchón financiero”. Según asegura “a partir de ahí, se vivirá más tranquilo porque no se tendrá tanto miedo a los sobresaltos o imprevistos que te puedan surgir”. Para Juana León Álamo “hay muchos ejemplos en la naturaleza que podemos emplear para explicárselo a los niños. Animales como el zorro, la ardilla se preparan en las épocas de abundancia para afrontar las épocas de escasez”.

Por su parte, la licenciada María Paula Minzi, investigadora del CONICET y maestra de nivel inicial, que desarrolla actividades para niños de 5 y 6 años sobre finanzas en colegios de CABA, coincidió que la situación actual ayuda para charlar con los chicos sobre la importancia de saber administrar el dinero. En ese sentido contó cómo fue su experiencia al incorporar estos temas en la educación diaria.

“Los chicos tomaron muy bien la propuesta desde el inicio, se los vio entusiasmados y motivados en cada encuentro”, detalló. “Durante la charla se intercambiaron saberes previos, y usamos algunas preguntas disparadoras y notamos que contaban con mucha información sobre para qué sirve el dinero, dónde y cómo se obtiene, a dónde se guarda, para qué se usa, tipos de monedas", indicó.

Las respuestas y comentarios fueron variados, algunos más cerca de la realidad que otros: “Para comprarte las cosas que te gustan o necesitás”, “se consigue trabajando”, “te la trae el ratón y la podés guardar hasta que decidas qué querés comprar”, “crece en los árboles”, “la tienen los papás porque son grandes”, “la tienen los papás que trabajan y les dan plata por trabajar”, “se guarda en los Bancos o en los cajeros”, “si los papás trabajan más tiempo cada día y a la noche también, entonces ganan más plata”, “los dólares son verdes y es la plata de EE.UU. y todos los tienen”).

Una vez comenzado el proyecto, fueron desarrollando las actividades propuestas para cada encuentro, pudiendo cumplir con los objetivos propuestos cada día”, apunta. Minzi, relató que notó que a la mayor parte de ellos, les resultaba fundamental el hecho de planificar cuidadosamente las actividades, tanto a nivel individual como grupal, de tal forma que pudieran ahorrar al menos $ 20 cada día, de un total de $ 100 que recibían al comienzo de cada encuentro, para tener más margen de gasto al día siguiente, sabiendo que recibirían otros $ 100 para las actividades de ese día.

“Les entusiasmaba saber que iban a poder acceder a más beneficios gracias al hecho de haber ahorrado y de que recibirían más dinero”, comentó. Si bien estaba previsto que el proyecto continuara este año, con varios cambios como ampliar la duración de la propuesta, sumar más actividades y trabajar con cuentos que recrean diferentes situaciones sobre ahorro e inflación, suministrados por el Banco Central (BCRA), debido a la suspensión de clases se vio afectado pero no cancelado del todo.

En ese sentido, Minzi sostuvo que durante la cuarentena mantiene las charlas sobre temas financieros con sus alumnos durante los encuentros virtuales y que en varios casos los chicos revelaron que con lo que habían aprendido pudieron entender que en este momento había que cuidar y reducir los gastos familiares y pudieron planificar mejor que querían hacer en el futuro con sus ahorros. Finanzas para niños: cómo enseñarles a armar un presupuesto.

CPN Guillermo F. Williams

Asesor Financiero

Te puede interesar