¿Cuál es la deuda en pesos del Gobierno para el resto del año y cuánto le tiene que pagar al sector privado?

Nacionales 22 de junio de 2020 Por Mariano Garcia
El Ministerio de Economía publicó un trabajo en el que destaca el proceso de normalización de la deuda en moneda local. El objetivo será continuar con este esquema durante los próximos seis meses
Guzmanyalberti
Guzmanyalberti

El Ministerio de Economía informó hoy que el proceso de licitaciones de títulos en pesos que viene realizando desde lo últimos meses le permitió despejar parte de los vencimientos de 2020 y que así seguirá durante el próximo semestre para terminar de normalizar el escenario financiero en moneda local, mientras avanza con el proceso de reestructuración de la deuda emitida bajo ley extranjera.

En un informe dado a conocer esta mañana, Economía informó que el Gobierno nacional enfrenta vencimientos de capital e intereses por $1,04 billones en lo que resta del año, de los cuales $570.039 millones, es decir el 55% del total, tienen por acreedor al sector privado.

“Se seguirá normalizando la situación. Son seis meses de puesta en orden, y se continuará profundizando el mercado en pesos”, dijeron en la cartera que preside Martín Guzmán, a días de que este mismo equipo económico le haya garantizado a los tenedores del bono en pesos TJ20 que podrán canjearlo por títulos en dólares.

“La soberanía monetaria es una piedra angular de la estabilidad y el desarrollo económico. Desde el día 1 de gobierno, nos propusimos sanar el mercado de deuda pública en pesos como punto de partida para construir una Argentina con soberanía monetaria, y vamos por buen camino”, tuiteó Guzmán.

Economía remarcó en el informe que durante los primeros seis meses de gestión, “se logró reducir significativamente tanto el importe como la concentración de los vencimientos para el año 2020 y bajar las tasas de interés a niveles compatibles con la recuperación económica y la sostenibilidad de la deuda”. Según el informe, el Gobierno consiguió también durante este período extender los plazos de sus obligaciones y aumentar la participación de la financiación en pesos en el total de deuda.

Según remarcó el secretario de Finanzas, Diego Bastourre, “en diciembre, el panorama del mercado de deuda en pesos era muy complejo, estaba virtualmente cerrado”. “Los vencimientos para el 2020 eran muy elevados y concentrados en el primer semestre. El mercado estaba totalmente ilíquido con títulos que cotizaban al 35%-40% de paridad”, agregó, mediante el comunicado. A lo largo del año, las obligaciones en pesos con inversores privados eran de $1,15 billones, de los cuales el 74% ocurrían en el primer semestre.

Para el equipo de Guzmán, restablecer el normal funcionamiento del mercado de deuda pública en pesos es un “requisito indispensable para estimular el desarrollo del mercado de capitales doméstico, elemento crucial para incentivar el ahorro en instrumentos denominados en pesos”.

El informe puntualiza que en diciembre del 2019, la deuda bruta del Sector Público Nacional alcanzaba niveles “insostenibles, ubicándose en torno al 89,4% del producto, con cerca del 80% de dicho stock denominado en moneda extranjera”. Agrega que la situación es “crítica” y que el reperfilamiento de títulos dispuesto en agosto del año pasado, que incluyó a las Letras del Tesoro Capitalizables (LECAPs) en pesos, impactó negativamente en el mercado de deuda local. “Este evento -remarcó Economía- afectó a los tenedores de títulos en pesos, que ya habían padecido el deterioro en el valor de sus tenencias a raíz del deslizamiento cambiario y la aceleración inflacionaria de los años 2018 y 2019″.

O2X6GC2R7VHMBBXSALQEBQCO7M

Con el objetivo de recuperar las condiciones de financiamiento en el mercado local y, al mismo tiempo, mejorar el perfil de vencimientos que debía atender en los meses sucesivos, el Tesoro reanudó las licitaciones de instrumentos en pesos y realizó sucesivas colocaciones en los últimos meses, que “permitieron refinanciar un alto porcentaje de los vencimientos y mejorar el perfil de la deuda pública, alcanzando tasas de interés sostenibles y plazos razonables compatibles con la capacidad de pago de nuestro país”.

En los primeros 6 meses de gestión, y como resultado de la agenda de normalización del mercado de deuda pública en pesos, dice el informe de Economía, el Gobierno Nacional logró reducir sensiblemente tanto el importe como la concentración de los vencimientos para el año 2020. Además, el stock de pasivos denominados en moneda local aumentó su proporción en el total, ya que pasó del 14,4% en noviembre de 2019, al 15,3% a finales de mayo. Asimismo, el Gobierno consiguió extender los plazos de sus obligaciones, incrementando la participación de bonos por sobre las letras, que redujeron su participación en el total, añadió el documento.

Durante mayo, los pagos en concepto de títulos públicos en moneda nacional ascendieron a $95.706 millones, y se concentraron principalmente en el pago de amortizaciones de LECAPs por $32.963 millones y de intereses del Bono TN20 por $19.230 millones.

NCPNLGIPCFC5DN2I5OCEEEEY3I

Con este esquema de vencimientos, se continuaron las licitaciones de letras a descuento y se ampliaron las colocaciones de instrumentos ajustables por CER (letras y bonos). “El resultado favorable de las colocaciones en el mercado hizo que el Tesoro obtuviera un financiamiento neto positivo en mayo, lo que refleja signos de confianza en el mercado local teniendo en cuenta el contexto de renegociación de la deuda externa”, manifestó Economía en el informe.

Te puede interesar