Deuda en pesos: entre capital e intereses, restan vencimientos por $ 1,04 billones para el resto del año

Política 23 de junio de 2020 Por CPN Guillermo F. Williams
El Ministerio de Economía aseguró que el objetivo de "sanear" la deuda en pesos va por "buen camino". Este mes vencen más de $ 220 millones, de los cuales cerca del 75% está en manos privadas.
screenshot_6_crop1592842486097.jpg_258117318

Mientras trabaja en la cada vez más prolongada renegociación de la deuda externa con los bonistas extranjeros, el Gobierno estimó que deberá afrontar vencimientos de capital e intereses locales en pesos por $ 1,04 billones en lo que resta del año, de los cuales el 55% se encuentra en manos privadas.

A través de un informe, la Secretaría de Finanzas destacó que a comienzos del año los vencimientos de capital e intereses alcanzaban los $ 1,15 millones, de los cuales un 74% se concentraba en el primer semestre, pero que en los primeros meses con canjes y nuevas emisiones se logró un calendario "más equilibrado".

Para el resto del año el stock de vencimientos de capital e intereses en pesos alcanza los $ 1,04 billones, de los cuales $ 570.039 millones, un 55% del total, está en manos de privados. Justamente este mes constituía el principal desafío, dado que es el mes con mayor concentración de vencimientos de los que restan, casi todo en manos privadas.

Para julio, las obligaciones son menores, por poco más e $ 160.000 millones, mientras que para agosto, septiembre y octubre oscilan entre $ 50.000 millones y $ 80.000 millones.

En noviembre y diciembre ya vuelven a estar por encima de los $ 200.000 millones cada uno.

En lo que va del año, el Gobierno afrontó vencimientos por $ 424.551 millones, mientras que logró emisiones por $ 392.267 millones, lo que equivale a un refinancimiento del 92%.

Analistas consultados comentaron que el nivel de financiamiento en moneda local responde a las complicaciones para inversores para acceder al dólar y al rendimiento atractivo en relación con otros instrumentos en pesos, como plazos fijos.

Matías Rajnerman, de Ecolatina, consideró que los últimos resultados de las licitaciones de deuda en pesos fueron "positivos" debido a la voluntad de pago de estos instrumentos por parte del Gobierno y, por otro lado, por la ausencia de instrumentos de inversión, que generan un atractivo relativo en los títulos del Tesoro.

"Creo que por un lado el Gobierno está pagando la deuda en pesos, no hay tanto miedo a rollear, incluso en los peores momentos de pandemia haber sostenido los pagos fue una buena señal. Pero por otro lado, no hay opciones de ahorro, con un cepo que cada vez se extrema más, con más complicaciones para acceder al contado con liquidación, no hay tantas alternativas para ahorrar, y ahí las opciones de los títulos del Tesoro no son una herramienta tan mala", afirmó.

Y agregó: "Los resultados son buenos porque no hay opciones en pesos. Los plazos fijos y los títulos Badlar están muy abajo. Por ahora sirve para hacer rollover, que en este contexto es una buena noticia, pero sin incrementar el stock o absorber (fácticamente)."

Fernando Marull, economista de FMyA, señaló que la normalización de la curva de los títulos en pesos gracias al endurecimiento del cepo y a las "fuertes pérdidas de los inversores", en tanto que señaló que con tasas atractivas en pesos ya habrá pasado lo peor para el mercado de deuda en moneda local.

"El Gobierno pudo normalizar el mercado de deuda en pesos mediante varios canjes. Gracias en parte al cepo cambiario y a las fuertes pérdidas que habían tenido los inversores en pesos, fueron logrando refinanciar esos vencimientos y suavizarlos para adelante y lograron normalizar más o menos la curva.

En adelante, si da buena tasa, no deberia tener sobresaltos. Ya pasó lo peor, pero tiene que trabajar bien", explicó. Además, la dependencia del Ministerio de Economía enfatizó la evolución de la deuda en pesos en el mercado local y su mayor proporción dentro del stock total y consideró que el "saneamiento" del crédito en moneda local "se encuentra en buen camino".

En el informe de mayo, la Secretaría de Finanzas señaló que el valor residual de los títulos públicos en pesos totalizó en mayo $ 3,346 billones, que, estiman, representa el 15,3% del total del stock de deuda de Argentina. En noviembre, estas obligaciones acumulaban los $ 2,674 billones y significaban el 14,4% del total.

Del volumen de la deuda en moneda local, el 59,4% ($ 1,98 billones) corresponde a bonos ajustables por el coeficiente de estabilización de referencia (CER) y un 23,9% ($ 800.732 millones) se concentra en bonos sin ajuste. Unos $ 403.982 millones (12,1% del total) se encuentra en letras en pesos y $ 154.542 millones (4,6%), en letras ajustadas por CER.

"La soberanía monetaria es una piedra angular de la estabilidad y el desarrollo económico. Desde el primer día de gobierno nos propusimos sanar el mercado de deuda pública en pesos como punto de partida para construir una Argentina con soberanía monetaria, y vamos por buen camino", aseguró el ministro de Economía, Martín Guzmán.

CPN Guillermo F. Williams

Asesor Financiero

Te puede interesar