Canje de deuda local incentiva a financiar en pesos al Tesoro

Novedades 17 de julio de 2020 Por aldana reinoso
Entra al Congreso el proyecto de ley para reestructurar unos u$s 46.000 millones, de los cuales el 55% está en manos de privados, contó anoche una fuente oficial. Hay pesificación voluntaria
martin_guzman_de_pie_crop1594817620383.png_258117318

El Ministerio de Economía envió el proyecto de ley para reestructurar u$s 46.000 millones de deuda bajo legislación local. Anoche, al cierre de esta edición, estaba bajo el fino análisis de la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, antes de ingresar al Congreso para su tratamiento.

Con este canje, el Gobierno buscará limpiar vencimientos en moneda dura en el corto plazo y, además, obtener una vía extra de financiamiento para el Tesoro, que canalice el excedente de liquidez en lugar de que se traslade a los precios.

El incentivo se otorgará mediante una pesificación voluntaria de los títulos. Los nuevos instrumentos en moneda nacional estarán ajustados por inflación (bonos atados al CER -Coeficiente de Estabilización de Referencia-), no tendrán quita de capital y se podrán cobrar en un menor plazo.

En cambio, quienes opten por mantener posiciones en dólares sufrirán una quita de capital de 1,9% (haircut), un recorte en las tasas de interés y habrá un período de gracia de un año, con lo que empezarán a cobrar recién en septiembre de 2021, aunque se devengarán los intereses corridos hasta el 4 de septiembre de 2020.

Los inversores tendrán el mismo trato que aquellos acreedores con títulos bajo ley extranjera y es por esto que la presentación oficial de este canje es una señal hacia afuera del ministro Martín Guzmán de que la última oferta presentada (la segunda registrada ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, SEC) no se modificará, al menos en lo referente al alivio de deuda, la sostenibilidad de la propuesta y, "en el idioma de los fondos" , el Valor Presente Neto (NPV). Una fuente oficial consultada anoche por El Cronista contó que la deuda en dólares emitida con ley de Argentina estaba compuesta por un 55% de tenencias de privados y un 45% de organismos públicos.

De los cerca de u$s 46.000 millones a canjear, u$s 25.300 millones estarían en manos de privados y otros u$s 20.700 millones, de fondos públicos, como la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), a través de las inversiones del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS). La reestructuración incluye a todos los títulos alcanzados por el Decreto 346/2020, publicado el 6 de abril en el Boletín Oficial, que difirió hasta el 31 de diciembre de este año los pagos de intereses y las amortizaciones de capital de casi todos los instrumentos en dólares.

Quedaron exceptuados en esa ocasión algunas Letras (una de ellas para pagar a Mendoza u$s 1023 millones por la construcción de la represa hidroeléctrica Portezuelo del Viento, proyecto que no tiene asegurada su concreción) y un bono para pagar a las petroleras lo adeudado por el Plan Gas que finalizó en 2017 y que se debe terminar de abonar en junio de 2021 (el total original era de u$s 1583 millones). Este viernes, en tanto, entre las 10 y las 15 se licitará la conversión de instrumentos en el marco de los decretos 141/2020 y 193/2020 por dos bonos atados a la inflación (BONCER), en otra pesificación opcional (ver aparte).

Te puede interesar