El S&P Merval puso fin a racha de 9 subas al hilo condicionado por desplome en Wall Street

Novedades 23 de julio de 2020 Por Mariano Garcia
El S&P Merval cambió de tendencia en el epílogo de la rueda y cerró en baja ante mayores tomas de ganancias en Wall Street. Durante la jornada, llegó a superar primera vez los 50.000 puntos. En cambio, los bonos se mantuvieron firmes y volvieron a subir ya que el mercado ve más cercano un acuerdo por la reestructuración de la deuda externa.
LYNXNPEG1P1BA_L

Condicionada por la dinámica negativa observada en las principales bolsas del mundo, que se profundizó en el epílogo, la bolsa porteña borró las ganancias que había registrado hasta pasadas las 15 horas, y terminó finalmente con retrocesos, aunque los bonos en dólares lograron despegarse de la tendencia a la baja, ante la esperanza de un pronto acuerdo del Gobierno con acreedores por el millonario canje de deuda.

Tras llegar a trepar hasta 3% para superar las 50.000 unidades por primera vez en su historia, el S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) cedió un 0,5% (a 48.408,27 puntos), luego de una racha de nueve subas consecutivas.

Desde el 7 de julio (última baja que había sufrido el panel) hasta el récord intradiario en pesos de 50.091,35 puntos de este jueves, el índice líder de BYMA había acumulado un ascenso de casi 18% (por la expectativa de un arreglo de la deuda, y la solidez de los mercados externos).

Lastradas además por otra fuerte baja del dólar "contado con liqui", las acciones que lideraron las tomas de ganancias durante la jornada fueron Transportadora de Gas del Norte (-4,3%); Cablevisión (-3,5%); y Edenor (-3,1%). A salvo, se mantuvieron los papeles de Cresud (+3,1%); del banco BBVA (+1,4%); y de Transportadora de Gas del Sur (+0,9%), por destacar las mayores subas.

El volumen negociado en acciones fue de $2.370 millones, y el balance general arrojó 47 alzas, 149 bajas y tres papeles sin cambios. Un dato para destacar es que Galicia (-0,1%) y Banco Macro (-0,5%) concentraron casi un 30% del total transado.

Durante la primera parte de la rueda, reinó el optimismo entre los operadores ya que la administración del presidente Alberto Fernández podría ceder terreno a los acreedores en cuanto a aspectos legales claves para llegar a un acuerdo para reestructurar 65.000 millones en deuda externa, aunque no aumentará la oferta de flujo de efectivo, indicaron fuentes oficiales.

"Nos acercamos a los últimos días de una semana con mayor optimismo respecto a las negociaciones de la deuda. Entendiendo que la diferencia (al menos financiera) entre las partes es mínima, el mercado pareciera apostar a un acuerdo y esto se vio reflejado en la suba de los últimos días", sostuvieron desde Portfolio Personal Inversiones (PPI).

Sin embargo, las mermas de Wall Street se acentuaron en la parte final del día (Nasdaq cayó 2,3%), luego de conocerse que Apple (se hundió 4,6%) enfrenta investigaciones por prácticas engañosas al consumidor en varios estados de EEUU, más allá de un dato negativo del mercado laboral de EEUU (solicitudes de seguro de desempleo ascendieron a 1,4 millones de personas por sobre la expectativa del mercado de 1,3 millones), que arrastró a la baja al mercado desde el inicio de la jornada. La profundización de la caída en los principales indicadores neoyorquinos impulsó un cambio de tendencia en el panel líder de BYMA.

Mientras tanto, los papeles de las empresas argentinas que operan en Wall Street cerraron sin una tendencia homogénea. Sobresalieron los avances de IRSA Propiedades Comerciales (+6,7%); de Cresud (+5,2%); y del banco BBVA (+2,9%). Por el contrario, los retrocesos fueron encabezaron por los activos de Mercado Libre (-3,6%); IRSA (-3,4%); y Central Puerto (-2,7%).

adrs

Argentina se encuentra en una disputa con los tenedores de bonos después de que los grupos de acreedores unieron fuerzas para rechazar esta semana la última propuesta del país y presentaron su propia contrapropuesta.

El Gobierno, por su lado, ha dicho repetidamente que no puede ofrecer más. "Hasta no haya definiciones en este sentido, esperamos que la volatilidad en el mercado se mantenga", advierten en el mercado.

Bonos y riesgo país

A diferencia de las acciones, en el segmento de renta fija, los bonos soberanos en dólares lograron mantenerse firmes (más allá de desinflarse sobre el cierre) y finalizaron con ascensos de hasta más de 4% en las versiones D (nominadas en moneda dura).

Entre los títulos más operados, el Bonar 2024 (D) ganó un 1,2%, el Bonar 2020 (D), un 1%, y el Discount bajo ley local (D)) sumó un 0,7%. La mayor suba la anotó el Par (D), que trepó un 4,4%. En cambio, los bonos dolarizados que cotizan en pesos anotaron mermas de hasta el 1,3%.

Teniendo en cuenta la suba de este jueves, los bonos en dólares van en camino de cerrar la semana con una mejora del 4/5% en promedio, acumulando cerca del 9/10% en lo que va del mes. En este marco, el nivel de paridades vuelve a los máximos de corto del 44/45% en promedio, mejorando algunos puntos con respecto al 42/43% que veíamos en el comienzo de la semana, detallaron desde Portfolio Personal Inversiones (PPI).

A partir de la mejora en la deuda soberana, el riesgo país de Argentina medido por el banco JP.Morgan, cayó un 2,5% a 2.221 puntos básicos, nuevo mínimo en casi cinco meses.

Por ultimo, los bonos en moneda local se mostraron demandados durante la rueda, dejando ganancias de entre 0,3% y 1% en promedio tanto para el tramo CER como para los que ajustan por tasa variable. Tanto el TC25, como el T2X2 se encontraron por fuera del promedio y aumentaron cerca del 2%.

 

 

Te puede interesar