Impuesto PAIS: del castigo al turismo en el exterior a captar 1 de cada $ 28 de recaudación

Novedades 05 de agosto de 2020 Por aldana reinoso
En julio, el gravamen sobre la compra de moneda extranjera embolsó $ 20.018 millones, más que Bienes Personales, el impuesto a los Combustibles, derechos a la importación y tasa estadística. Representó casi el 3,6% de los ingresos tributarios.
dolar_crop1565918971164_crop1566870479013.jpg_258117318

El impuesto PAIS fue una de las primeras medidas del gobierno de Alberto Fernández unos días después de asumir. Incluido en la Ley de Solidaridad vigente desde el 23 de diciembre, este tributo, que grava un 30% la compra de moneda extranjera en el mercado oficial para personas humanas, buscaba desincentivar la salida de dólares del turismo en el exterior.

El gravamen también se aplica para la compra de pasajes aéreos al exterior, los pagos en dólares de las tarjetas de crédito y los servicios digitales que se prestan desde fuera de Argentina (con una alícuota de 8%). Pero el desplome de la recaudación durante la pandemia de coronavirus, debido a la parálisis de la actividad que supuso el confinamiento, y el refugio de los ahorristas en la compra de dólares ante la incertidumbre económica convirtieron a este tributo en una de las principales fuentes de recaudación para la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Tal es así que en el primer cuatrimestre representó menos del 1,2% de los ingresos tributarios, pero desde mayo su preponderancia comenzó a incrementarse: en el quinto mes del año significó casi el 2,4% de la recaudación (el doble de lo acumulado hasta el momento); en junio, el 2,6%, y en julio, cerca de 3,6% del total. Así, uno de cada $ 28 que ingresaron al Fisco en julio provinieron del impuesto PAIS. 

Al haber existido desde este año, no tiene comparación interanual. Uno de los principales factores residió en el desplome de los ingresos tributarios en general durante la pandemia. Contra una inflación interanual entre 40% y 45% en los últimos meses, la recaudación subió apenas 11,6% nominal en abril respecto a abril de 2019, 12,4% en mayo, 20,3% en junio y 24% en julio. "Si bien la recaudación volvió a bajar, bajó menos que lo que venía bajando. Hay un poco más de actividad en el interior, y la realidad es que hay mucha gente en la calle en el AMBA.

Obviamente sigue todo muy deprimido pero es un buen panorama que vaya disminuyendo la baja de la recaudación", señaló el especialista impositivo Sebastián Domínguez. El dato del mes pasado, si no se contara la recaudación del impuesto PAIS, habría mostrado un aumento de apenas 19,5% respecto a julio de 2019, lo que en términos reales se traduciría en un deterioro de más de 16%.

"Sin el impuesto PAIS se tiene que hacer en análisis de la progresión de la caída de la recaudación general, cuyo resultado es alarmante", explicó el tributarista Iván Sasovsky. Estimaciones de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) apuntan a por la crisis el Fisco recaudará durante 2020 unos $ 840.000 millones menos que lo que se esperaba a fines del año pasado, con lo que la base de comparación se achica.

El otro factor clave es la creciente compra de dólares por parte de personas humanas registrada en mayo y junio, a pesar de la caída generalizada de los ingresos y de la persistencia del cepo que permite comprar hasta u$s 200 y que, desde junio, impide operar por 90 días el dólar MEP o CCL. "Básicamente el impuesto subió por la compra de dólares para atesoramiento. Puede haber habido un incremento por servicios digitales, pero no puede ser mucho más que lo que se consume en el comienzo de la cuarentena", señaló Domínguez.

Según datos del Banco Central (BCRA), mientras en los primeros cuatro meses del año los ahorristas compraron u$s 869 millones, en mayo adquirieron u$s 534 millones y en junio, u$s 778 millones. Es decir, en aquel bimestre compraron un 50% más de divisas que en los cuatro meses anteriores. Si bien el tipo de cambio oficial se depreció gradualmente estos meses a un promedio mensual de 2,5% aproximadamente, la brecha cambiaria entre el dólar oficial y el blue incentivó a varios a comprar en el MULC y vender en el mercado paralelo, lo que obligó al BCRA a imponer restricciones. "El 'puré', o compra en el oficial y venta en el blue, se ha consolidado como una fuente de ingresos extra para la clase media. Sin dudas, sobre una especulación financiera se apuntala nuestra recaudación, y nada bueno puede emerger de eso", explicó Sasovsky.

Aunque las tasas de crecimiento de la recaudación del impuesto PAIS y de los dólares comprados tienen trayectorias similares, el ingreso de los saldos al Fisco tiene cierto rezago, dado que las operaciones realizadas después del 21 de cada mes se tributan al mes siguiente. Hasta el momento, el impuesto PAIS recaudó $ 67.723 millones, más de lo que se embolsó por Bienes Personales (pese a los aumentos y cambios legales) por ejemplo, y OPC proyecta que alcanzará los $ 124.000 millones.

Te puede interesar