Bancos esquivan grandes plazos fijos por los límites para cobrar tasas en los créditos

Educación Financiera 07 de agosto de 2020 Por aldana reinoso
A los inversores mayoristas les cuesta colocar nuevos fondos a tasas mínimas garantizadas. Varias entidades sólo aceptan renovaciones, por las dificultades para calzar depósitos con préstamos, que también tienen una tasa tope que no cubre gastos operativos
bancos_2.jpg_258117318

“Tomar al 30% para prestar al 24% no es negocio. Nadie quiere aceptar plazos fijos a esa tasa, es para perder plata: no hay premio”, coinciden los directores financieros de los principales bancos del país.

Esta es la razón por la cual varias entidades de primera línea sólo aceptan renovaciones de plazos fijos mayoristas, pero no nuevas colocaciones, por la dificultad para calzarlos.

De hecho, los plazos fijos minoristas crecieron en julio al 6%, mientras los mayoristas (de más de $ 20 millones) crecieron al 4,2%, justo la mitad que los mayoristas intermedios (de $ 1 a $ 20 millones) que crecieron al 8,5%.

Si bien en el BCRA remarcan que los depósitos mayoristas no están alcanzados por la última suba de tasas (del 30 al 33%), los banqueros piden más: “Si no crece la demanda de crédito o nos dan más Leliq, cada vez va a ser peor”.

Los bancos rechazan los depósitos de los clientes grandes, de aquellos que no tengan otras operaciones con el banco. “La tasa es muy alta, mientras estamos prestando abajo de la tasa de plazos fijos”, se quejan los CFOs.

Los depósitos minoristas, de menos de $ 1 millón, los deben tomar porque se hacen en forma automática por el Home Banking, entonces no les queda otra, pese a que la tasa es mayor, ya que es del 33% frente al 30% de los otros.

A los mayoristas el rechazo es según el banco y según la empresa, la relación que haya entre ambos.

“No hay demanda de crédito, los depósitos los tomas al 30% y los tenés que colocar al 19% en pases. Así que depende de cada banco y de la negociación que haga con el cliente”, reveló un cuarto banquero consultado.

Andrés Méndez, titular de AMF Economía, advierte que el Banco Central le está "marcando la cancha" en materia de rentabilidad a los bancos. Anteriormente, también diferenció entre pequeños depositantes y grandes depósitos y ahora sucede lo mismo.

“Con cada una de estas subas de tasas mínimas consigue reavivar el crecimiento de los depósitos a plazo y restar fondos que alienten la demanda de divisas", considera.

Sin embargo, asegura que "la realidad es que está apuntalando la demanda de pesos (cajas de ahorro y plazo fijos crecieron más de un 7% en julio) que luego serán esterelizados, en gran parte, a través de las Leliq”, explica Méndez.

A su entender, es lógico que los bancos no puedan calzar los depósitos dada la elevada liquidez (si no estuvieran estas disposiciones del BCRA la tasa caería), la atenuada demanda de créditos y los riesgos que implica para los bancos una economía que cae a una tasa de dos dígitos.

El analista Christian Buteler detalla que los bancos se limitan a renovar el stock de depósitos de institucionales pero no aceptan nuevos, entonces esos fondos van a un fondo común de inversión que rinde el 24%.

“La mora se les disparó, la recesión es brutal, no hay perspectivas de recuperación, ¿a quién le prestás en estas condiciones? El único sector dentro de los bancos que creció en estos meses fue el de recupero de mora: te llaman a las 48 horas del vencimiento de la tarjeta para avisarte que está impaga”, comenta Buteler. Guillermo Barbero, de First, agrega que hay muchos pesos en la calle y pocas alternativas de inversión, “por eso los bancos están rechazando depósitos.

Las empresas con buena calificación no están pidiendo plata y las que están pidiendo plata están con un futuro poco promisorio. Los bancos se llenan de pesos, por eso ofrecen préstamos personales a los buenos clientes “.

Te puede interesar