Las reservas del BCRA volvieron a perforar los u$s 43.000 millones y suman preocupación

Novedades 26 de agosto de 2020 Por Aldana Reinoso
Según indicó la autoridad monetaria, las reservas brutas descendieron unos u$s 65 millones ayer, hasta los u$s 42.984 millones.
banca

La posibilidad de que las reservas internacionales del Banco Central (BCRA) volvieran a perforar el piso de los u$s 43.000 millones estaba latente. Y se concretó durante la jornada de ayer, en la que la autoridad monetaria informó que las mismas habían descendido unos u$s 65 millones, hasta los u$s 42.984 millones. Es la consecuencia de las sostenidas ventas que el BCRA se ha visto forzado a realizar en el mercado de cambios en las últimas diez semanas.

Es que desde el 18 de junio y hasta el 20 de agosto –último dato disponible–, la entidad debió desprenderse de u$s 1469 millones de sus arcas para satisfacer un apetito por la divisa que no disminuyó siquiera ante el acuerdo con los principales grupos de acreedores para reestructurar la deuda. Tanto es así que el Central finalizó con posición vendedora en el mercado en 30 de las 43 ruedas transcurridas en ese período. Otro ejemplo de que la demanda por hacerse de dólares lejos está de apaciguarse podrá verse este viernes, cuando la autoridad monetaria publique su Informe de Evolución del Mercado de Cambios y Balance Cambiario correspondiente al mes de julio.

Allí se podrá verificar si durante el séptimo mes del año la cantidad de personas que compraron divisas bajó respecto a la cifra récord de 3,3 millones que compraron todo o parte de su cupo en el mes anterior. Las estimaciones del mercado anticipan que esa cantidad escalaría hasta los 4 millones en el mes anterior, mientras que el ritmo de compras, siempre según las estimaciones del mercado, no se habría desacelerado tampoco durante el corriente mes. La última vez que las reservas internacionales habían perforado el piso de los u$s 43.000 millones había sido el pasado 19 de mayo, y no detuvieron su caída hasta el 28 de ese mes, fecha en la que se registró el nivel más bajo de reservas en más de tres años. Pero esta sangría pudo revertirse a partir de la entrada en vigencia de la Comunicación A 7030, pero su efecto fue limitado.

Es que luego de que la autoridad monetaria restringiera el acceso al mercado cambiario para las empresas –medida que luego debió ir flexibilizando– la entidad que preside Miguel Ángel Pesce logró encadenar 12 ruedas consecutivas de compras de reservas que le permitieron fortalecer sus arcas en u$s 1051 millones. Pero esa auspiciosa dinámica se extendió tan solo durante la primera quincena de junio, período en el que las brutas volvieron a pasar la barrera de los u$s 43.000 millones. Las reservas internacionales de la entidad han sido motivo de preocupación para el mercado en los últimos meses.

Sin embargo, el presidente del BCRA no parece compartir esta visión de alarma. Es que según indicó ayer, durante su participación en el 37° Congreso del Instituto Argentino De Ejecutivos De Finanzas (IAEF), “con este nivel de reservas tenemos capacidad de administrar el mercado cambiario como lo venimos haciendo desde ahora”. Durante su exposición incluso descartó que desde la entidad se esté analizando la posibilidad de restringir aún más el cepo cambiario. “Si hay una mejora en las expectativas no se aplicarán nuevas restricciones en el mercado de cambios”, argumentó.

Te puede interesar