Cavallo sobre el dólar: "La única forma de no vender para ahorro es que haya un mercado libre"

Política 14 de septiembre de 2020 Por Aldana Reinoso
El ex ministro de Economía dijo que si se quiere bajar la demanda del dólar ahorro, hay que liberar su precio; elogió a Martín Guzmán pero dijo que no hay una sola señal que llame a las inversiones.
CAVALA

Domingo Cavallo aseguró que el Gobierno debe encarar un proceso de privatizaciones de las empresas públicas para reducir el fuerte déficit fiscal y dejar que haya un mercado cambiario libre en el que la gente pueda comprar dólares para atesorar o gastar el turismo.

El ex funcionario de las gestiones de la Alianza y de Carlos Menem elogió al ministro Martín Guzmán y aseguró que el Gobierno está brindando señales de desaliento a la inversión. A menos que se cambien las políticas, sigue viendo un escenario de estanflación. En diálogo con Infobae, Cavallo aseguró que “el éxito del canje de la deuda, tanto bajo ley extranjera como local, en realidad le da al Banco Central herramientas que antes no tenía para poder tener un manejo monetario y financiero más normal".

Y añadió: "Obviamente tiene la posibilidad de emitir bonos, bajo ley argentina y en pesos -porque no creo que pueda en ley extranjera y dólares, y, si pudiera, sería a tasas muy alta-, para regular mejor la política monetaria. Pero lo que pretenden es obtener más de lo que la política monetaria y cambiaria pueden dar.

Por ejemplo, si quieren absorber una parte de la emisión monetaria generada por las transferencias al Tesoro, sin duda no van a poder controlar la tasa de interés. Deben dejar que la tasa sea la que diga el mercado". "Si pretenden controlar la cantidad de dinero que emiten y la tasa al mismo tiempo, será imposible.

Al Gobierno le falta aceptar que los mercados deben ser básicamente libres; por ejemplo, puede controlar el dólar para las transacciones comerciales y para el resto ir a un mercado libre, utilizando los bonos en pesos y en dólares para tratar de regular la cantidad de pesos que hay en circulación", analizó.

En esa línea, continuó: "Pero deben aceptar que no pueden controlar al mismo tiempo la tasa y el mercado libre. La única forma de que hacia el futuro se vaya estabilizando el tipo de cambio libre será si generan expectativas de disminución del déficit fiscal en forma significativa. Sobre todo, del gasto público en términos reales. Solo así puede disminuir la tasa de devaluación”.

Sobre la compra de u$s 200 para ahorro, analizó que "la única forma que tienen de no vender dólares para atesoramiento o turismo desde el mercado comercial o controlado, es si habilitan un mercado libre para el resto de las transacciones.

Esto significa que la gente podría dólares para atesoramiento o turismo en el mercado libre. Y en ese mercado no habrá toda la demanda que aparece hoy en el mercado oficial para comprar 200 dólares por mes, porque tanta gente compra porque se lo venden a un precio que claramente está por debajo del verdadero valor del dólar. Cuando tenga que pagar este valor, entonces la demanda se va a regular: así como hay gente que va a querer comprar, habrá otros que van a querer vender". "Así que argumentar que el pasaje de la demanda del mercado oficial y controlado a uno libre va a significar un aumento de la cotización es una opinión que no tiene grandes fundamentos.

En este mercado libre no cuentan las cantidades de los que ofrecen y los que demandan, sino que todo se regula por la vía del precio. Al contrario, con un mercado libre, si una persona lo puede vender a un precio mayor, puede aumentar la oferta de dólares en ese segmento y facilitar el reciclaje de los dólares ahorrados en el pasado de tal forma que puedan servir para financiar gastos o inversiones, dentro de la economía local. De este modo, la compra o no de dólares para ahorro no puede resolverse en forma independiente de la definición de si habilitan o no un mercado libre y legal”, agregó.

Sobre el efecto de la devaluación sobre el ajuste de los precios a fines de 2015, Cavallo estimó que "ahí hubo una fuerte devaluación y unificación. Si ahora el tipo de cambio se unificara en $ 100 o $ 120 por dólar, los precios de una gran cantidad de bienes subirían al mismo ritmo, pero sería una inflación controlada. De todos modos, tener un mercado libre permitiría manejar la política monetaria en forma adecuada, pero no es la solución.

La solución es disminuir el déficit, que, con todos sus componentes -cuasi fiscal y provincial- puede llegar al 9% del PBI en 2021". Respecto al clima de inversiones, ejemplificó su malestar con el clima de negocios hablando del impuesto a la riqueza: "Si se lo mira como un aporte para que paguen los que más tienen para salir de la crisis podría ser razonable, pero al echar mano a estos instrumentos, se le transmite a la gente que no ingresa sus fondos a la Argentina, o que tiene su riqueza en el extranjero, que acertaron. En cambio, a quien confió y declaró toda su riqueza en el país, se lo castiga.

Este tipo de soluciones acentúa la sensación de que la Argentina no les da la bienvenida a las inversiones, ni ofrece seguridad jurídica para los que invierten en el país". En el mismo sentido, expresó sobre Vicentin que "son todas decisiones a contramano de crear inversión. Inclusive no tienen sentido cambiar cosas que funcionaron bien, como el sistema del río Paraná".

Te puede interesar