Los bonos operan mixtos y el riesgo país se sostiene debajo de los 1300 puntos

Educación Financiera 01 de octubre de 2020 Por Aldana Reinoso
Las tasas de interés caen debajo del 14% en los distintos tramos de la curva. Sin embargo, siguen entre los de mayor tasa y de mayor riesgo en el mundo.
bonos ee uu

Los bonos argentinos operan mixtos el jueves y mantienen la recuperación de corto plazo que muestran en las últimas ruedas. Los avances de hoy promedian el 1% y las tasas de interés de los bonos vuelven a ubicarse en niveles debajo de 14%. Aun así, siguen siendo las tasas de interés más altas del planeta.

Los avances desde el piso hasta los valores actuales promedian el 10% y en la última semana suben más del 6% En un contexto plagado de incertidumbre, con un deterioro de las condiciones financieras, perdida de reservas del Banco central, ampliación de la brecha, caída del nivel de actividad, aumento de la pobreza y e inflación, los bonos se toman un respiro y ensayan un rebote que ya alcanza el 10% desde los pisos y 6% en la última semana.

Así, operan al alza en todos los tramos de la curva, ganando 1% en promedio. La parte corta, con el Global 2029 sube 0,68%, mientras que el Global 2030 que retrocede 0,05%. En la parte media se ven bajas de 0,02% para el Global 2035 y subas de hasta 0,25% para el Global 2038. Finalmente, en la parte más larga de la curva, los retrocesos son de 0,65% para el Global 2041 y 0,38% para el bono a 2046.

En este contexto, el riesgo país también ensaya una mejora, cayendo debajo de los 1300 puntos y ubicándose en 1280 puntos, retrocediendo 20 puntos básicos respecto del cierre de ayer, o una baja de 1,5%.

El mercado despide un septiembre muy complicado en materia cambiaria y financiera y recibe octubre con la ilusión de que dichas variables puedan estabilizarse Los analistas de Portfolio personal Inversiones (PPI) advierteron que la performance de los activos financieros locales fue en su mayoría negativa en septiembre, entendiendo el fuerte cambio de expectativas con las nuevas políticas económicas post reestructuración.

“El endurecimiento de los controles cambiarios impulsó a fuertes correcciones tanto para la nueva curva soberana como para las principales acciones argentinas, y los ruidos políticos no dejaron de agregar incertidumbre en el plano local. No se han trazado hasta el momento lineamientos económicos claros y consistentes con los desequilibrios fiscales, monetarios y cambiarios a ajustar. Mientras que la presentación del proyecto de ley del presupuesto 2021 ayudó poco a ganar credibilidad”, afirmaron.

Según recuerdan los analistas de PPI, durante el mes de septiembre los bonos soberanos en dólares fueron consolidando una pendiente negativa con rendimientos en torno al 13% al 14% en promedio -tanto para los títulos de ley local como extranjera-. “A menos de un mes del canje, nos encontramos lejos de la tasa del 10% al 11% que llegamos a ver en las primeras ruedas de los nuevos títulos.

El nivel de paridades, por su parte, ya alcanzó un promedio de 40% 41 puntos. Esto, con precios cerca del 20% desde su debut”, señalaron. Los analistas de Argenfunds remarcan que si bien septiembre fue el mes en que el Gobierno logró en el canje de deuda bajo ley extranjera un 93,55% de adhesión, luego de haber cerrado en forma exitosa el acuerdo con los bonistas, la cautela primó a lo largo del mes “Desde su debut, los nuevos bonos cayeron mucho y se alejaron del VPN de USD 54,8 acordado con los acreedores internacionales en medio de la reestructuración de deuda.

Es que cayeron mal en el mercado las nuevas restricciones sobre el dólar y la falta de un plan para reactivar la actividad económica. Más allá en la posibilidad que las negociaciones con el FMI avancen una vez que arribe la misión del organismo, la cautela de los inversores todavía se sostiene dado que se aguarda un plan económico que haga reactivar la economía en medio de la pandemia del coronavirus ”, comentaron desde Argenfunds.

Entre los paises mas riesgosos

Los bonos argentinos se encuentran entre los de mayor tasa de interés en el planeta. En otras palabras, el mercado le asigna niveles de riesgo realmente altos a los bonos locales, en un mundo de tasas históricamente bajas. Los actuales precios podrían ser entendidos como una oportunidad de compra.

Los analistas de Delphos Investment remarcan la Argentina "se encuentra envuelta en un período de inestabilidad económica a partir de la pérdida constante de reservas, del aumento de la brecha cambiaria y las acrecentadas presiones sobre ambas variables". "En este sentido, la presión por una devaluación parecería resultar cada vez más insostenible.

Al día de hoy, el Z-spread argentino se ubica en torno a los 1400 puntos, por lo que una devaluación podría acercar dicho valor al de países como Angola o Ecuador cuyo Z-spread se encuentra entre 1000 y 1200 puntos”, dijeron. Martin Saud, senior trader de Balanz explicó que los bonos locales están rindiendo mucho más que sus comparables de países emergentes debido a que siguen tradeando como si fuera por default y no por rendimiento “Actualmente la atención de los inversores se centra más en un posible recovery value que en el rendimiento real de estos bonos.

Si bien Argentina no debe enfrentar grandes pagos en dólares en los próximos años, esta desconfianza se debe a que todavía no está claro el camino fiscal de mediano a largo plazo que va a recorrer el país. Esta duda impacta no solo sobre los primeros años de pagos venideros (que son pocos), sino también sobre cuál será la estrategia a seguir para poder realizar los desembolsos en el mediano-largo plazo, que sí son por montos más significativos.

Estos precios pueden ser una oportunidad de entrada si es que Argentina encamina ese sendero fiscal de una buena manera generando certidumbre sobre el pago de los vencimientos que vendrán en el futuro cercano. Pero, si ese recorrido es poco claro y no se consolida, seguramente no estemos ante una sobrerreacción de los mercados y sean justo los precios aplicados”, dijo Saud.

Te puede interesar