Los bonos suben y las acciones argentinas en Wall Street operan mixtas

Educación Financiera 04 de noviembre de 2020 Por Aldana Reinoso
El riesgo paÍs se mantiene un 34% por encima de los niveles alcanzados tras el canje de deuda. La curva soberana se muestra fuertemente desplazado al alza e invertida, fiel reflejo de la incertidumbre que hay sobre los activos locales.
acciones_merval.jpg_258117318

Los bonos argentinos amplían el rebote iniciado esta semana y operan al alza en medio de un contexto global de optimismo con los índices en Wall Street ganando terreno mientras se espera a que se conozcan los resultados en las elecciones presidenciales en EE.UU.

Aún así, dado que los problemas de fondo siguen sin poder ser resueltos, la desconfianza sobre los activos locales se mantiene. Las acciones argentinas en Wall Street mostraban comportamientos mixtos con alzas de hasta el 3,9% para Mercado Libre y caídas de hasta el (-6,6%) para IRSA. El S&P Merval avanza 1% hasta los 48.455 puntos.

Todos los tramos de la curva soberana argentina operan al alza, con avances de hasta 1,3% y buscando ampliar la recuperación desde comienzo de semana. La parte corta de la curva de la deuda soberana con legislación NY opera al alza con subas de 0,6% tanto para el Global 2029 como el Global 2030.

En la parte media, los bonos a 2035 y 2038 abren al alza el miércoles, ganando 0,78% y 0,62% respectivamente mientras que en el extremo más largo de la curva, los bonos a 2041 y 2046 abren con subas de 1,07% y 1,29%.

Pese a la actual recuperación, los bonos argentinos mantienen un retroceso de más del 27% desde que salieron a cotizar en promedio, haciendo que las tasas de los mismos se desplacen fuertemente hacia arriba, junto con una inversión de la curva.

Es decir, hoy vemos que los bonos más cortos rinden 15,6% y 16,2% mientras que los más largos rinden 14,3%, lo cual refleja niveles elevados par aun mundo de tasas bajas, junto con una pendiente negativa, ya que los vencimientos mas cortos rinden mas que los mas largos. Esta dinámica habla a las claras de la desconfianza que le tiene el mercado hacia la renta fija local.

En lo que respecta a los bonos de ley local, estos operan mixtos, con bajas de 0,78% para la parte corta y subas de hasta 0,45% en distintos tramos de la curva, como en los bonos a 2030 y 2041. Al igual que la cueva de ley NY, la curva de ley local opera con tasas que superan el 17% y que en la parte larga alcanzan los 15,5%, mostrando una curva invertida y fuertemente desplazada al alza.

El riesgo país abría el miércoles en 1444 puntos básicos y de esta manera se ubica en 34% por encima d ellos niveles que supo alcanzar tras el canje de deuda realizado a comienzo de septiembre.

Ante las mayores tensiones cambiarias y financieras, de a poco el Gobierno buscó dar algunas señales para calmar al mercado anunciando medidas en la dirección correcta, aunque todavía sin atacar el problema de fondo en relación a la dinámica del déficit fiscal y la emisión monetaria futura.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones remarcaron que hay cierto optimismo de corto plazo en el mercado, aunque de manera moderada. “El problema de fondo aún persiste, aunque el Gobierno comienza a dar señales que el mercado percibe de forma alentadora. De todos modos, no esperamos que la volatilidad ceda, en una coyuntura de suma incertidumbre tanto a nivel local como internacional”, dijeron. En línea con la falta de soluciones sobre los problemas de fondo, el rebote reciente de los bonos luce poco convincente y prematuro poder determinar que estos hayan encontrado finalmente un piso.

Los analistas de Argenfunds explicaron que los bonos en dólares siguen en el exterior sin encontrar un piso, en un contexto de clara desconfianza e incertidumbre sobre el futuro de la economía argentina. “El rumbo económico planteado en el Presupuesto del próximo año y las recientes medidas restrictivas sobre el tipo de cambio, no convenció a los inversores y eso se vio reflejado en el precio de los activos”, señalaron.

Te puede interesar