¿Por qué hay que desarrollar el mercado de capitales argentino?

Educación Financiera 06 de noviembre de 2020 Por Aldana Reinoso
Las razones por la cual nuestro país no deja de caer una y otra vez en defaults soberanos, es la falta de un mercado de capitales más robusto capaz de contener en mayor medida las necesidades financieras del país.
acciones-mercados

Una de las mayores falencias a nivel económico que tiene nuestra economía es la relación que existe entre el producto bruto interno y el volumen de los mercados de capitales. Argentina desde hace décadas viene relegada en comparación de sus vecinos en cuanto al sector financiero y esto se traduce en consecuencias negativas para la economía real e incluso, para el ahorrista.

En nuestro país hablar de la “bolsa”, el sector financiero o “los mercados” se suele asociar con “la timba”, la “especulación”, la volatilidad, el dólar o hasta con la “bicicleta financiera”, entre otras tantas connotaciones negativas. Sin embargo, si uno analiza la situación de la mayoría de las economías desarrolladas del mundo, una de las características que los define es la profundidad del sector financiero, es decir, la presencia de una serie de herramientas que permiten a más sectores acceder a un mayor y mejor financiamiento para poder crecer. Pero si la mayoría de los países serios, que cuentan con niveles de riqueza ampliamente superiores al nuestro, apuntan a desarrollar medidas de largo plazo para vincular el ahorro con la inversión, ¿por qué en la Argentina desconfiamos tanto de este canal para generar riqueza en la economía real?

 No existe una única respuesta pero hay dos factores que son determinantes. Por un lado, el altísimo desconocimiento y la falta de educación financiera que tiene un argentino promedio respecto a realizar inversiones en la bolsa o a participar activamente en el mercado. En este sentido, la falta de conocimiento es una gran barrera que limita la acción y la posibilidad de sumar actores al desarrollo del sector de forma constante. Por otro lado, la volatilidad económica, que ha sido un obstáculo para construir los mercados en el largo plazo. La falta de estabilidad macroeconómica y monetaria es un factor decisivo a la hora de analizar la performance de nuestros mercados que impide dar volumen a la industria.

Es importante remarcar que una de las razones por la cual nuestro país no deja de caer una y otra vez en defaults soberanos, es la falta de un mercado de capitales más robusto capaz de contener en mayor medida las necesidades financieras del país. Es también, una de las principales causas por las cuales no existe el crédito de largo plazo para las pymes argentinas o para el ahorrista que quiere acceder a su primera vivienda o auto.

 Sin embargo, la mayoría de los ciudadanos lo desconoce y vincula de manera antagónica, entre los buenos, el sector real productivo y entre los malos, a la especulación financiera. En realidad ambos sectores deberían trabajar coordinadamente para potenciarse y desarrollarse. No existe el desarrollo productivo de la economía real sin acceso al crédito de largo plazo y con buenas tasas de financiación. Tampoco se puede pensar en ser una potencia exportadora si cada vez menos actores deciden canalizar sus ahorros a través del sector financiero o si estos se siguen licuando. A su vez, no hay manera de combatir la pobreza estructural sin un plan contundente de infraestructura que dé respuesta a las necesidades habitacionales, el cual nunca se podrá llevar adelante sin el crédito de largo plazo que permita y dé viabilidad a dichos programas.

 Es por esto que una de las mejores armas que tenemos para profundizar los mercados de capitales es a través de la educación. Sólo educando a los ciudadanos de modo que comprendan que las finanzas son una herramienta indispensable con la que cuenta un empresario, un emprendedor, un profesional, un asalariado o un político y sepan cómo utilizarla, podremos vincular al ahorro con la inversión, y tendremos un mercado más profundo, robusto y capaz de brindar soluciones a la economía real de todos los argentinos.

 Director de la Diplomatura en Mercado de Capitales y profesor de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Austral.
 

Te puede interesar