Guzmán captó $ 43.038 millones con el canje de títulos en pesos a dos bonos en dólares

Educación Financiera 11 de noviembre de 2020 Por Aldana Reinoso
La operación despeja compromisos en diciembre, enero y febrero y le da salida ordenada a fondos extranjeros para que dejen de presionar sobre el dólar Contado Con Liqui.
guzman5_crop1604587747472_crop1604959047406.jpg_258117318

El Ministerio de Economía adjudicó esta tarde dos bonos por un total de u$s 750 millones para darle una salida ordenada a fondos extranjeros. Del total, u$s 500 millones fueron para el bono AL30 (con vencimiento en 2030) y los otros u$s 250 millones para el AL35 (2035), con vencimiento más largo.

Con este canje de siete títulos en pesos por dos en dólares, se redujeron las necesidades financieras en $ 43.037,5 millones. La operación de este lunes fue una parte de la estrategia del ministro Martín Guzmán para bajar al dólar paralelo (Contado Con Liqui, CCL) y su versión informal, el blue, con éxito en los últimos 15 días.

Esta "conversión de títulos elegibles en el marco de lo de dispuesto en el artículo 7 de la ley 27.561, con el objetivo de profundizar el proceso de normalización del mercado de instrumentos de financiamiento en moneda local" atrajo 370 ofertas por u$s 2408,3 millones. Como hubo que rechazar algunas de ellas, la Secretaría de Finanzas se volcó por adjudicar a los que tenían Letras del Tesoro a Descuento (Ledes) con vencimiento el 30 de diciembre de 2020, el 29 de enero de 2021 y el 26 de febrero de 2021.

"De este modo, además, durante el mes de diciembre se reducen las necesidades financieras en pesos por un total de $ 22.610 millones y durante 2021 por $ 20.428 millones", se comunicó oficialmente. En el mercado de la deuda pública en pesos "aún convive un universo de tenedores externos de instrumentos, cuyas estrategias y mandatos de inversión pueden redundar en comportamientos que afecten las condiciones de inestabilidad financiera y macroeconómica", explicaron en Economía

. "La presencia de estos agentes, de configuración y mandatos de inversión heterogéneos entre sí, genera una externalidad negativa sobre aquellos inversores domésticos con un interés genuino por los instrumentos locales denominados en pesos que los demandan para canalizar los excedentes de liquidez que generan en nuestro país. Además, afecta negativamente las posibilidades y condiciones de financiamiento del sector privado en el mercado de deuda en moneda nacional", completaron.

La subasta estuvo orientada principalmente a fondos extranjeros como Franklin Templeton y Pacific Investment Management Company (PIMCO), cuyas inversiones en pesos quedaron atrapadas en 2019 al restaurarse los controles de capitales. Pero el Gobierno no informó quiénes fueron los adjudicatarios de los bonos. El tipo de cambio implícito de este canje fue de $ 157 por dólar y la operación recibió las críticas de la oposición por dos razones principales: redolarizar una parte de la deuda, después de distintas conversiones de títulos a pesos a lo largo de 2020, y hacerlo a una tasa mayor al 15% anual en dólares, algo que no fue informado por el Gobierno. Mañana la Secretaría de Finanzas volverá a licitar deuda, esta vez en pesos.

Será para seguir cubriendo vencimientos. En lo que resta del año, buscarán unos $ 750.000 millones para rollear deuda y un 10% adicional para cubrir el déficit fiscal. Si consiguen otro excedente será para devolverle Adelantos Transitorios (AT) al Banco Central (BCRA) y requerir menos emisión monetaria. Es posible que en las próximas semanas se realice una nueva subasta de bonos por otros u$s 750 millones para darle salida a fondos extranjeros.

Te puede interesar