A cinco meses del canje de deuda, la probabilidad de default supera el 90%

Política 10 de febrero de 2021 Por Aldana Reinoso
La probabilidad de default de los bonos es de las más altas del mundo. Informes privados ya comienzan a especular con nuevos canjes de deuda a solo cinco meses de haber llevado a cabo la ultima reestructuración
deuda-canje-550x300

Se cumplen cinco meses desde que el Gobierno llevó a cabo la reestructuración de la deuda. Si bien se logró postergar los vencimientos, la realidad es que tras dicho canje, tanto el país como las grandes compañías locales siguen por fuera de los mercados financieros globales. Ante la falta de un plan económico y debido a las incertidumbres domésticas, los activos financieros se desplazaron a la baja. Empeoraron todas las variables relacionadas con la deuda y las acciones. A estos precios de los bonos, informes privados de la city porteña comienzan a especular con una nueva reestructuración de la deuda.

El 7 de septiembre pasado el Gobierno oficializaba la realización del canje de deuda, hecho que llevó al riesgo país a operar en niveles de 1080 puntos desde los casi 2400 puntos básicos previamente. Dicho ajuste se dio fundamentalmente  luego de que el banco JP Morgan llevara adelante el rebalanceo de los bonos que componen el índice, reemplazando aquellos reestructurados por los nuevos que habían salido a cotizar. .

Sin embargo, desde entonces, el indicador avanzó un 33% o 360 puntos básicos. Los bonos argentinos evidenciaron un retroceso similar y de esta manera los números alrededor de la renta fija local se deterioraron.

Juan Pablo Vera, jefe de operaciones de Tavelli y Compañía, remarcó que la foto y la película de los bonos argentinos luce adversa. "La suba de rendimientos, junto a la inversión de la curva y cuanto más negativa se volvió su pendiente se dio en un proceso prácticamente ininterrumpido"

"La suba de rendimientos, junto a la inversión de la curva y cuanto más negativa se volvió su pendiente se dio en un proceso prácticamente ininterrumpido. En el cierre del día del debut de los Globales en el Grey Market (03-sept), su rendimiento promedio era de 11,08% y la curva lucía ciertamente casi flat o apenas positiva. El pivot se dio siempre sobre los tramos más cortos, dando lugar al mencionado cambio de pendiente y aumento de spreads entre bonos cortos y largos. El global 2029 opera hoy con yield en máximos y 170 pbs. de diferencial sobre Global 2015, mientras que el promedio de rendimientos se ubica en 15,61%. Un mundo de diferencias en tan sólo pocos meses", explicó.

El grafico propuesto por Vera resulta elocuente ya que demuestra cómo la curva argentina nació con una pendiente normal, es decir, positiva. A medida que transitaron los últimos meses, la misma no solo se invirtió sino que se empinó al alza, lo cual refuerza la hipótesis de que el mercado sigue desconfiando de Argentina y de su capacidad de pago y la probabilidad implícita de default.

Sobre este punto, los analistas de Grupo SBS detallaron que las valuaciones de los bonos se ubican bastante deprimidas, a la vez que la probabilidad de default de la deuda argentina es de las más altas del mundo. 

Las paridades de los bonos se hundieron a niveles debajo de 40% en todos los tramos de la curva. Del mismo modo, la probabilidad de default implícita calculado sobre los spreads de CDS a 10 años se encuentra en el 94% calculado sobre un recupero del 40%.

 Esto es mayor al 92% de probabilidad de Sri Lanka, 90% de Ecuador, 76% de El Salvador, 73% de Irak. Países como Angola, Costa Rica, Camerún, Egipto, Ghana, Pakistán, Ucrania, Etiopia, Nigeria o Mongolia tienen una probabilidad de default de entre 20 a 50 puntos porcentuales menos que el Argentina.

Finalmente, y en este contexto de desconfianza, el spread por legislación volvió a ampliarse pese a que el Gobierno decidió llevar a cabo una reestructuración de la deuda con iguales condiciones para ambas legislaciones. Los inversores se encuentran buscando cierto "refugio" en la deuda de ley internacional, lo cual desplaza hacia arriba al diferencial por legislación.

Según los analistas de PPI, el spread por legislación en la parte corta de la curva se encuentra en niveles de hasta 81 puntos básicos, mientras que en la parte media y larga el diferencial se encuentra entre 106 y 83 puntos básicos.

¿HACIA UNA NUEVA REESTRUCTURACIÓN?

A 5 meses del último canje de deuda, y con paridades debajo de 40%, una probabilidad de default por encima del 90%, con la curva invertida y con las tasas cerca del 20%, distintos research en la city porteña comienzan a plantear en la mesa la idea de que tarde o temprano el Gobierno deberá volver a reestructurar su deuda.

Alejandro Kowalczuk, director de Asset Management de Argenfunds, remarcó que los precios de los bonos hoy reflejan la idea de que, si necesitamos reestructurar la deuda casi llegando al equilibrio fiscal primario, va a ser necesaria una nueva reestructuración si los déficits se siguen acumulando y no se acumulan reservas suficientes por falta de saldo favorable en la balanza comercial e ingreso de capitales.

Para Kowalczuk, los próximos eventos fundamentales pasan por ver que uso se les da a los ingresos fiscales generados por la liquidación de la cosecha gruesa, así como también el posible acuerdo con el FMI que permita vislumbrar un escenario de equilibrio fiscal y externo en el mediano plazo, que haga sustentable el pago de la deuda y de ser posible, que los compromisos de pago con el fondo no sean significativos hasta después de 2025, momento en el cual empiezan los pagos más importantes de la nueva deuda reestructurada.

"El contexto de liquidez internacional, con impacto en niveles de tasas que se encuentran históricamente bajos y mejora en precio de activos y commodities, más una recuperación de la economía global de la mano de la salida de la pandemia, juega a favor de la Argentina. Si se consiguen alcanzar los objetivos intermedios planteados en los puntos anteriores, creo que la mejora en precios y caída en tasas de los bonos y riesgo país será significativa, pero ello depende más de una decisión política que técnica", explicó.

Finalmente, el jefe de la mesa de bonos de un banco local explicaba que los precios de los bonos empujan a pensar que el país tarde o temprano tendrá que volver a iniciar un proceso de reestructuración de su deuda.

"Seguir con un riesgo país por encima de los 1000 puntos deja al país fuera de la cancha. Estos niveles de probabilidad de default y de paridades son similares a los que tenia el mercado en 2019 y en el que ya se especulaba con que el país iba a llevar a cabo un canje. Hoy los bonos operan por paridad (su valor de recupero) y tiene sentido pensar en que el mercado especula con un nuevo canje. Vuelven los debates sobre la exit yield y las quitas. Perdimos cinco meses y no hay síntomas de que la dinámica logre cambiar, al menos en el corto plazo", alertó el experimentador operador.

Te puede interesar