Divisas: prevén que el agro aportaría este año u$s34.642 millones

Educación Financiera 24 de marzo de 2021 Por Aldana Reinoso
La caída de rindes estimada fue altamente compensada por la fenomenal suba que comenzaron a mostrar los granos a partir de agosto pasado y que promedia el 40%. Pronostican un ingreso adicional de u$s9.975 millones respecto de la campaña pasada.
liquidacion-divisas-agro-soja

La sequía que afecta a gran parte de la zona núcleo y que produjo recortes productivos en la campaña de soja y maíz no fue suficiente para frenar los pronósticos alcistas en cuanto al ingreso de divisas del agro argentino en este 2021. La fenomenal escalada de los granos durante el último año -que promedia el 40%- revalorizó la cosecha local y según las últimas proyecciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, las 6 cadenas el agro (soja, maíz, trigo, cebada, girasol y sorgo) aportarían este año u$s34.642 millones en exportaciones, lo que se traduce en u$s8.900 millones más que lo previsto en septiembre pasado (+35%).

Además, el aporte total del sector al PBI sería de u$s40.244 millones, es decir u$s9.122 millones adicionales que significan un incremento interanual del 29%.
“La mayor parte de este crecimiento proviene de la cadena de la soja, que registraría un Producto Bruto superior en u$s5.855 millones al estimado inicialmente. La caída de un 5,4% en la estimación de producción para la campaña 2020/21, tendría como consecuencia un leve retroceso de la molienda y una caída en las cantidades exportadas de poroto (-15,5%), que se compensarían con las subas de los precios de granos y subproductos. En el caso del maíz, el incremento en el Producto Bruto Maicero sería de u$s2.200 millones, a pesar de la caída en las cantidades producidas y exportadas respecto a lo estimado en septiembre”, explican desde la entidad agropecuaria.
 

Por su parte, la recaudación fiscal se estima un 26% superior, alcanzando los u$s13.500 millones. A su vez, la recaudación por derechos de exportación se estima en 7.641 millones, casi 2.000 millones adicionales a lo estimado en la previa de la campaña gruesa apenas seis meses atrás.

“Con relación a la campaña previa, se espera un gran incremento en la contribución del sector a la economía, que alcanzaría valores récord. Nuevamente, los precios internacionales permiten compensar la caída en las cantidades producidas resultante del escenario climático adverso. La producción total de granos se reduciría en -10%, con la producción total pasando de 120,8 a 112,7 millones de toneladas, de acuerdo a las estimaciones de la Bolsa de Cereales. Mientras tanto, los precios promedio se encuentran un 43% por encima a los registrados hasta el mismo momento de la campaña anterior. De esta manera, el PBA (Producto Bruto Agropecario) se incrementaría en u$s10.074 millones, las exportaciones en u$s9.975 millones y la recaudación fiscal en u$s3.741 millones”, detallan desde la entidad.

Finalmente, en cuanto a la dinámica en la comercialización de los granos cosechados por parte de los productores, desde la Bolsa de Cereales de Buenos Aires analiza: “Con la suba de precios y la disminución de la brecha cambiaria, desde mediados de enero la comercialización ha recuperado dinamismo. Actualmente, estamos en niveles de cosecha vendida similar a los de la campaña previa en maíz (42%) y algo menor en soja (26% vs. 33%), pero con la brecha acortándose. El ritmo de ventas de granos en los próximos meses será clave, para evaluar si los stocks ingresarán al circuito comercial en 2021 compensando por la baja de las cantidades producidas. En los escenarios aquí analizados se asume una compensación parcial. Dependiendo de cómo evolucionen los incentivos para que el productor venda (precios, expectativa de devaluación, alternativas de inversión y acceso a financiamiento), esta compensación podría ser mayor, o menor”.

Te puede interesar