Dólar futuro: el mercado desconfía de la paz cambiaria aunque el Central se expone menos

Novedades 25 de abril de 2021 Por Mariano Garcia
Las tasas de devaluación esperada subieron en abril, a pesar de que la posición de vendedora en futuros, que había superado los u$s 5600 millones en octubre, cayó fuertemente en marzo a u$s 968 millones.
frente_bcra2_crop1525396081483_jpg_258117318_crop1603242255579.jpg_258117318

Desde que en noviembre las expectativas de devaluación comenzaron a menguar, el Banco Central (BCRA) viene aprovechando para correrse del mercado de futuros. Más que correrse, quizás tomar carrera para cuando necesite más poder de fuego.

Fuese una cosa o la otra, lo cierto es que la posición vendedora de la autoridad monetaria en futuros de Rofex y MAE, que había alcanzado los u$s 5683 millones en octubre, finalizó marzo en u$s 963 millones. Este número representa una caída del 40,84% respecto de los u$s 1628 millones que se observaban en marzo.

La participación del Banco Central en este segmento del mercado tiene como finalidad aplacar las expectativas de devaluación que tiene el mercado.

Fuentes oficiales consultadas consideraron que esta menor necesidad de vender futuros muestra "un mayor alineamiento del mercado a las expectativas del Central". 

Pero del lado de las malas noticias, también es cierto que en el mes de abril vienen creciendo las tasas de devaluación esperada.

"La baja en las ventas del Central es consecuencia de dos factores que aliviaron las expectativas de devaluación: por un lado, en octubre el Gobierno hizo un giro importante, mostrando una mayor prudencia fiscal y un menor financiamiento con emisión, lo que alivió las tensiones monetarias", afirmó Adríán Yarde Buller, chief economist & strategist en Facimex Valores.

"Por otra parte, los precios de los commodities escalaron a máximos multianuales y el FMI prometió una asignación de emergencia de Derechos Especiales de Giro (DGE). Ambos factores que redujeron enormemente las necesidades de financiamiento externo", resumió Yarde Buller.

En línea con Yarde Buller, la Consultora 1816 señaló que "la suba de precios de la soja compensará mucho la caída de las cantidades de la cosecha. Esos precios, junto a la llegada de DEG y la capacidad de intervención del BCRA futuros (cerró marzo con una posición vendida inferior a los u$s 1000 millones) dan margen e maniobra al Gobierno para controlar el tipo de cambio varios meses".

No obstante, el economista Fernando Marull, de FMyA, cree que el rebote que se viene observando en la curva de bonos dólar linked y en la curva de futuros del Rofex sugieren que el mercado "no le cree" al BCRA que devaluará "solo 1,5% mensual" en los próximos meses.

Lo que menciona Marull puede verse al comparar las tasas de apreciación del dólar mayorista frente al peso que había a finales de marzo con respecto a las que hay en abril.

Por citar algún ejemplo: en las planillas del Rofex el dólar futuro a diciembre cotizaba $ 118,50 a finales de marzo, lo que implicaba una tasa nominal anual TNA de 38,3%.

Hoy la divisa para ese mismo mes cotiza $ 121,30, es decir, una TNA del 44%.

Para enero el Rofex prevé un dólar a $ 126,40, lo que significa una tasa 46,1%, contra el 40,5% que arrojaba el 31 de marzo.

El dato positivo es que en la última semana las tasas del tramo corto y medio de la curva descomprimieron respecto de la semana anterior, aunque siguen algunos puntos por encima de lo que se veía al terminar el mes pasado.

Te puede interesar