Dólar 14-N: el objetivo oficial es evitar que los financieros superen $ 170

Nacionales 04 de julio de 2021 Por Mariano Garcia
Hay un objetivo implícito para mantener el mercado cambiario en calma de cara a las elecciones legislativas del 14 de noviembre. La semana pasada el Central debió poner u$s 13 millones para evitar un salto en el CCL por arriba de $ 170 luego del freno que pidió la CNV a los operadores con el bono preferido para la intervención.
dolar

Un nuevo dólar surgió en el mercado: el dólar 14N. 

El 14 de noviembre serán las elecciones legislativas y el Gobierno sabe que la gente vota con el bolsillo. Una suba del dólar repercute en los precios y en una pérdida del poder adquisitivo.

Por eso, es que la orden de Cristina Kirchner es tenerlo "subsidiado" hasta las elecciones. La Comisión Nacional de Valores y el Banco Central son las piezas esenciales en esa estrategia.

El miércoles pasado fue el Día D, porque el volumen operado del AL30 (el bono utilizado por el BCRA para hacer contado con liquidación) alcanzó un récord de operaciones de u$s 113 millones, contra u$s 18 millones que venía operando promedio en la primera quincena de junio.

"Esto reflejó un aumento inquietante de la demanda privada por el contado con liquidación (CCL)", reveló un informe de 1816.

AFLOJAR POR DOS MESES

Esto motivó a que el presidente de la Comisión Nacional de Valores, Adrián Cosentino, citara a los 25 agentes que más operan en contado con liquidación para sugerir que aflojen por dos meses.

El trasfondo es que se procuraba evitar que desde el Ministerio de Economía impusieran una nueva restricción a la operatoria, como podía llegar a ser mayor cantidad de días de parking de los bonos.

Pese a que el volumen negociado del CCL se desplomó 75%, si no fuera por la intervención del Banco Central el precio hubiese superado los $ 170 el mismo jueves, ya que al final de la rueda el BCRA debió salir a vender contra pesos por casi u$s 5 millones. El viernes fueron otros u$s 8 millones necesarios de intervención del regulador para detener el avance del contado con liquidación.

DE RUTINA

Los mesadineristas ya le tomaron el pulso al mercado, que suele arrancar todas las mañanas con un salto de entre el 1,5 y el 2%. Luego, a partir de las 13.30, empieza a operar el BCRA para hacerlo bajar, para que termine ajustado sólo un 0,4 o 0,5% arriba diario.

El problema, según advierten en las mesas, es que si la orden es no operar a más de cierto precio, la oferta y la demanda se retiran del mercado, y la demanda que queda no la abastece el de siempre sino el BCRA.

"Con este acuerdo de palabra, sacan a los jugadores de la cancha y ahora lo poquito que se hace cable lo debe abastecer el Central", aseguran.

VACÍO DE MERCADO

Confiesan en el sector que se produce una suerte de vacío de mercado, porque como CNV pide que no se opere, no se arma mercado, entonces queda el Central como el único vendedor.

Ejemplifican diciendo que quizás una empresa necesite traer dólares del exterior para pagar salarios por vía del contado, pero al no tener comprador, no puede hacerlo.

Una operación grande de AL30 puede ser de u$s 50.000, y una Alyc puede tener varias de estas transacciones por parte de sus clientes para hacer. 

La CNV pide que se haga a través de la rueda bilateral, pero es más caro, y luego hay que poder justificarlo en una asamblea o con los directores, por lo cual nadie quiere correr ese riesgo.

Te puede interesar