Mercado de Chicago 23/09/2019

Los futuros de soja finalizaron con ganancias superiores a 3 U$S/tn. El maíz culminó con una leve ganancia, ubicándose cerca de 147 U$S/tn.
CBOT

Los futuros de soja finalizaron con ganancias superiores a 3 U$S/tn. y ascendieron a 328 U$S/tn. La oleaginosa rebotó, y de este modo recuperó el terreno perdido el viernes. Las cotizaciones fueron impulsadas por nuevas compras por parte de China.

Nuevamente, el gigante asiático adquirió unos 10 buques de soja americana (600.000 tn. aprox.) que serían despachadas entre Octubre-Diciembre. Además -según declaraciones del principal negociador por parte de China- no hubo desencuentros durante las negociaciones realizadas el viernes y la cancelación de visitas a productores americanos fue por cuestiones internas, que no generaron ningún inconveniente.

Así el mercado vuelve a convalidar los valores previos, reconfirmando el optimismo en torno al avance de las negociaciones entre EE.UU. y China.

Por otra parte, los operadores siguen pendiente de la evolución de las condiciones climáticas y las posibilidades de precipitaciones y condiciones húmedas generaron cierto temor. Esto podría afectar la calidad de los granos previo a su recolección y demorar el inicio de las tareas.

El maíz culminó con una leve ganancia, ubicándose cerca de 147 U$S/tn. El mercado permaneció focalizado en el clima de EE.UU., el avance de la cosecha y los rendimientos informados por los productores. En cuanto a ello, pronóstico de lluvias aportaron firmeza, al transmitir temor de ralentizar las labores de cosecha. Por otra parte, el clima en Sudamérica gana atención.

Según pronósticos, estarían llegando algunas lluvias a estados productores claves de Brasil, en las próximas dos semanas, pero las mismas se ubicarían por debajo de los registros normales para la época del año.

Los contratos de trigo operaron sin mayores variaciones y finalizaron próximos a 177 U$S/tn. Las lluvias y el clima excesivamente húmedo en la región norte de EE.UU. y Canadá, afectaría la calidad y la condición del trigo de primavera. Además, podría imponer cierta demora en la siembra de la variedad de invierno.

Pese a ello, el mercado no convalido avances y pesó más el plano internacional, dominado por un escenario de abundante oferta. Aunque, no se descarta algún ajuste en la producción de Australia y Argentina, dependiendo de cómo evolucionen las condiciones climáticas. 

Fuente: Grassi S.A. en base a Reuters.

Te puede interesar