Petróleo: 5 cosas que podrían provocar volatilidad en el mercado del crudo

Novedades 20 de agosto de 2021 Por Aldana Reinoso
Los precios del petróleo siguieron cayendo el miércoles, mientras el mercado pondera la fortaleza del dólar en comparación con otras divisas, así como el repunte de los casos de Coronavirus
petro

Mientras la volatilidad de los mercados continúa, he aquí 5 factores que los inversionistas deben tener en cuenta y que podrían afectar al mercado:

1. La demanda de petróleo en EE.UU. y los precios de la gasolina

Los datos de la Administración de Información Energética de EE.UU. (EIA) mostraron que la semana pasada los inventarios de crudo disminuyeron y los de gasolina crecieron ligeramente. Las refinerías operaron al 92%, lo que es muy fuerte. Sin embargo, hay indicios de que pronto habrá que esperar una caída de la demanda de gasolina.

La información de GasBuddy indica que el consumo de gasolina de esta semana fue el más débil desde el 11 de julio. El consumo del martes fue un 3.4% inferior al del martes anterior, y un 2.3% por debajo de la media de los últimos cuatro martes. Es probable que esto aparezca en los datos de la EIA en las próximas semanas.

Esta caída se debe a que la temporada de paseos por carretera de verano está llegando a su fin. Deberíamos ver que los precios de la gasolina en todo el país empiezan a bajar, con descensos mayores a mediados de septiembre.

2. La AIE reduce los pronósticos de demanda de petróleo para 2021

La Agencia Internacional de Energía (AIE) recortó su pronóstico de demanda mundial de petróleo para 2021 debido a la preocupación de que la propagación de la variante Delta del coronavirus afecte la actividad económica y los viajes. Cabe destacar que ni la EIA ni la OPEP modificaron sus pronósticos  de demanda mundial de petróleo para 2021.

La AIE tiene actualmente la cifra más baja para la demanda mundial de petróleo en 2021 (96.2 millones de bpd), mientras que la EIA tiene la más alta (97.7 millones de bpd). El pronóstico de la OPEP se acerca más al de la AIE, con 96.6 millones de bpd.

Las correcciones a los pronósticos de la demanda mundial de petróleo son típicas y reflejan el hecho de que es un ejercicio impreciso y casi imposible de hacer correctamente. Sin embargo, lo interesante es que los grandes bancos que predijeron que los precios del petróleo alcanzarían los 80 dólares en el tercer trimestre no han modificado sus pronósticos.

Resulta útil volver a mirar las predicciones de Goldman Sachs (NYSE:GS) y otros de finales de abril y evaluarlas. La predicción de Goldman se basaba en la expectativa de un aumento masivo de la demanda que, según sus analistas, no podría ser satisfecho por la oferta existente.

Este verano vimos un aumento de la demanda que no fue satisfecho con un aumento de la producción hasta que la OPEP+ elevó la producción en 400,000 bpd en agosto. Sin embargo, esto no fue suficiente para impulsar los precios del petróleo hasta la marca de los 80 dólares. Aunque la demanda de petróleo sigue siendo fuerte en este momento, la preocupación de que esté a punto de disminuir ya ha hecho bajar los precios.

3. El Departamento del Interior de EE.UU. pone fin a la moratoria sobre nuevos arrendamientos de petróleo y gas

Poco después de que el presidente Joseph Biden tomara posesión de su cargo, el Departamento del Interior anunció la congelación de todos los nuevos arrendamientos en terrenos federales para la extracción de petróleo y gas. La moratoria debía durar hasta que el departamento completara una revisión exhaustiva del programa de arrendamiento de petróleo y gas a la luz de las preocupaciones de la administración sobre el cambio climático.

La revisión debía publicarse a principios de este verano, pero aún no ha aparecido. En junio, un juez federal bloqueó la moratoria.

La semana pasada, el Instituto Americano del Petróleo y varias otras organizaciones comerciales del sector presentaron una demanda para impugnar la pausa indefinida del arrendamiento de petróleo y gas en tierras y aguas federales. Al parecer, esta demanda llevó al Departamento del Interior a declarar que reanudaría las ventas de arrendamiento mientras se opone a la sentencia del juez en los tribunales.

Sin embargo, esto no significa que el Departamento del Interior vaya a reanudar la concesión de arrendamientos. Normalmente, las nuevas ventas de arrendamientos se realizan cuatro veces al año para los terrenos federales y al menos dos veces al año para los arrendamientos en alta mar. No está previsto que se celebren nuevas ventas de arrendamientos. Esto significa que la incertidumbre regulatoria continuará, y los inversionistas no deben esperar que afecte la producción actual de Estados Unidos.

4. Demanda de petróleo de parte de China e India

Los datos económicos de China indican que la recuperación económica del país asiático se está desacelerando más de lo previsto. Los indicadores de la actividad industrial, el consumo y la inversión mostraron en julio un crecimiento inferior al previsto. China es el mayor importador de petróleo del mundo, por lo que una desaceleración económica es preocupante para la demanda de petróleo en todo el planeta, ya que podría deprimir sus precios.

Los operadores deben tener en cuenta que los datos económicos comunicados por China no son necesariamente exactos. Sin embargo, el país tiende a minimizar la gravedad de las desaceleraciones económicas, por lo que la desaceleración real del crecimiento económico podría ser más grave de lo que indican los datos.

Por otra parte, la demanda de petróleo en la India, un importador de petróleo en ascenso, está mostrando signos de fortaleza. Sus vuelos nacionales aumentaron un 60% en julio, lo que indica que los viajes y la demanda de combustible en esta nación están resurgiendo tras una caída de la movilidad durante su reciente brote de coronavirus.

5. Se suprime la actividad de los huracanes

Se espera que una gran nube de polvo del desierto del Sahara cruce el Océano Atlántico y llegue a Florida a principios de la próxima semana. Estas tormentas de polvo pueden suprimir la formación e intensidad de las tormentas tropicales y los huracanes en el Atlántico.

La temporada de huracanes en el Océano Atlántico está en plena marcha, pero hasta ahora ninguna tormenta ha amenazado las regiones productoras o refinadoras de petróleo y gas del Golfo de México. El polvo sahariano seguirá proporcionando un respiro por ahora.

Te puede interesar