Wall Street anticipa un suave rebote tras el susto provocado por la inflación

Política 11 de noviembre de 2021 Por Aldana Reinoso
Los precios han escalado en Estados Unidos a su nivel máximo en 31 años
wall st

Wall Street anticipa un suave rebote tras el susto provocado este miércoles por la inflación americana, que se ha disparado hasta máximos de los últimos 31 años.
 

"Aunque se espera moderación a medio plazo, es previsible que la inflación no comience a reducirse hasta el segundo trimestre de 2022, para alcanzar niveles inferiores al 3% sólo a finales de 2022, aún por encima del objetivo de la Fed, lo que presiona al alza las expectativas de subidas de tipos. Recordamos que el mercado descuenta 2 subidas en 2022 y otras 3 en 2023", explican desde Renta 4.

"Lo peor del dato no fue sólo la aceleración no esperada de la inflación, sino su amplia base, ya que las alzas de precios afectaron a un gran número de productos y servicios, lo que hace presuponer que las empresas, gracias a la fortaleza actual de la demanda, han optado por defender sus márgenes vía precios, trasladando sus mayores costes de producción a los clientes finales", argumentan desde Link Securities.

"De esta forma", añaden, "lo que hasta el momento es una crisis de oferta, producto de la fuerte recuperación de la demanda tras la reapertura de las economías desarrolladas, puede terminar convirtiéndose en una crisis de demanda como consecuencia de la alta inflación, lo que sería mucho más preocupante para el crecimiento económico y, por ende, para la marcha de los mercados de valores".

La reacción del mercado de deuda fue inmediata. La rentabilidad del bono americano a 10 años se disparó hasta el 1,57% y las curvas de tipos perdieron algo de inclinación, descontando de este modo un menor crecimiento económico futuro.

En el mercado de divisas, el euro ha perdido importantes niveles de soporte, ha tocado el nivel de 1,1450 dólares y cotiza en niveles de julio de 2020, algo negativo para las multinacionales americanas, que generan cerca del 40% de sus ventas a nivel internacional.

Para la renta variable, el peor impacto fue para el sector tecnológico, porque la subida de los rendimientos de los bonos penaliza sus valoraciones, al usarse como referencia para descontar los flujos de caja futuros.

Por último, hay que poner en contexto que la corrección actual es insignificante tras el fuerte rally alcista de Wall Street de las últimas semanas, que han permitido a los índices marcar máximos históricos durante varias jornadas consecutivas.

A nivel empresarial, Tesla es noticia porque Elon Musk ha vendido 5.000 millones de dólares en acciones de la compañía, lo que explica la corrección del valor en las últimas jornadas.

Además, Disney cae un 5% tras publicar anoche los resultados del último trimestre de su año fiscal, en los que llamó la atención la desaceleración del crecimiento de suscriptores de su plataforma de streaming, Disney+.

Por otra parte, uno de los activos más beneficiados fue el bitcoin, ya que muchos operadores lo están utilizando como cobertura contra el aumento de la inflación. Aunque la criptomoneda cae un 1,5%, hasta 65.294 dólares. En el mercado de la energía, el petróleo West Texas baja un 0,8%, hasta 80,67 dólares.

Te puede interesar