El oro se derrumba por debajo de los u$s1.800 ante el impulso del dólar y la expectativa de suba de tasas

Educación Financiera 23 de noviembre de 2021 Por Aldana Reinoso
El oro al contado desciende un 0,4%, a u$s1.797,16 dólares la onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos bajaban un 0,5%, a u$s1.797,70 dólares. El dólar tocó un nuevo máximo en 16 meses.
oroo

El oro cae por debajo de los u$s1.800 dólares ante los avances del dólar y los rendimientos de la deuda gubernamental estadounidense, con mayores expectativas de que las tasas de interés de Estados Unidos suban en 2022 tras la nominación del presidente de la Reserva Federal para un nuevo período.


El oro al contado desciende un 0,4%, a u$s1.797,16 dólares la onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos bajaban un 0,5%, a u$s1.797,70 dólares. El dólar tocó un nuevo máximo en 16 meses y el retorno de las notas del Tesoro estadounidense se afirmó después de que Jerome Powell fue nominado para un segundo mandato al frente de la Fed, lo que aumenta la confianza en una subida de los costos del crédito en Estados Unidos durante 2022.

El oro por encima de los u$s1800 duró solo un mes. Se trata de un cambio drástico en la confianza de los traders del metal precioso. Hace una semana, el oro parecía avanzar con fuerza hacia la reconquista de los máximos de junio de u$s1.900 dólares por onza, o incluso los máximos históricos de agosto de 2020, por encima de los u$s2.000 dólares. La caída de 45 dólares del lunes, una pérdida del 2,4%, ha sido la mayor desde el 22 de octubre, cuando el lingote entró de lleno en la zona de los u$s1.800 dólares, manteniéndose la acción de precios diaria siempre por encima de esa marca.

Y lo que es más importante, durante casi 10 días seguidos —entre el 10 y el 19 de noviembre—, el oro no abandonó el nivel medio de u$s1.800 dólares, e incluso llegó a registrar máximos de junio en u$s1.879,35 dólares.

Si bien el oro es considerado una cobertura contra la inflación y otras incertidumbres, un alza probable de las tasas para frenar el aumento de los precios al consumidor aumentaría el costo de oportunidad de tener lingotes, que no devengan intereses. Por lo tanto, es "demasiado pronto para descartar al oro", aseguró Ross Norman, analista independiente.

Los mercados monetarios esperan ahora que la Reserva Federal aumente las tasas de interés en 25 puntos básicos para el próximo junio, mientras que antes apostaban a julio.

"El movimiento al alza de los rendimientos reales ha acelerado parte de la debilidad del oro, pero es demasiado pronto para que los inversores piensen que es el comienzo de una tendencia sostenida", dijo Edward Moya, analista de mercado senior de la correduría OANDA.

"La inflación tiene piernas para correr todavía y nuevamente hay restricciones por el COVID-19 en Europa. No obstante, la responsabilidad es de los alcistas para probar su punto y obtener apoyo, o de lo contrario, el metal podría bajar nuevamente", agregó.

En otros metales preciosos, la plata al contado cedía un 1,1%, a 23,89 dólares por onza; el platino bajaba un 0,8%, a u$s1.003,59 dólares; y el paladio perdía un 0,4%, a u$s1.946,38 dólares.

Te puede interesar