Ómicron y bancos centrales: Doble tensión para los mercados

Educación Financiera 14 de diciembre de 2021 Por Aldana Reinoso
Semana de vértigo para los mercados financieros, que se debaten entre la expectativa con las reuniones de bancos centrales y las nuevas noticias que vamos conociendo acerca de la rápida expansión de la nueva variante Ómicron.
eeuu_indices

Este martes, las bolsas europeas recuperan la senda alcista tras las caídas de ayer.

“La monitorización del Ómicron y los estudios que se están haciendo sobre esta variante continúan, por el momento, apuntando a que se transmite con mayor rapidez que variantes anteriores pero que su sintomatología es leve. De confirmarse estas primeras conclusiones, algo que conoceremos en las próximas semanas, seguimos pensando que la aparición del Ómicron puede terminar convirtiéndose en el principio del fin de la pandemia”, explican en Link Securities. 

“Con los inversores algo tensos por lo que pueda ocurrir en las mencionadas reuniones de los bancos centrales, cualquier noticia negativa sobre la pandemia es normal que impacte en el ánimo de los inversores y lleve a muchos de ellos a reducir sus posiciones de riesgo”. 

“Los mercados esperan que mañana se confirme el cambio de rumbo de la Fed. Cambio que incluiría una retirada más veloz de los estímulos, frente al ritmo inicial previsto, y una postura más incisiva frente a la inflación”, apuntan en Banca March. 

“Ya hay casas que apuntan a que la retirada de estímulos podría completarse en marzo ‘vs’ junio estimado inicialmente. En cuanto al proceso de subida de tipos, la presidenta de la Fed de Cleveland, miembro con derecho a voto, declaraba que ahora podría ser ‘apropiadas’ hasta dos subidas en 2022, ritmo respaldado por el presidente de la Fed de San Luis”, añaden estos expertos. 

“La Fed incrementará el ritmo del tapering (retirada de compras de activos) hasta 30.000 millones de dólares desde 15.000 millones, el BoE esperará a enero antes de mover ficha y el SNB y el BoJ mantendrán hasta la última coma de su política monetaria sin cambios. En este contexto, es normal que aumente la volatilidad, pero el flujo de fondo es positivo y seguirá respaldando a las bolsas en el corto y medio plazo”, señalan en Bankinter (MC:BKT).

Te puede interesar