Acciones y bonos revierten pérdidas tras anuncio oficial de acuerdo con FMI

Educación Financiera 03 de marzo de 2022 Por Aldana Reinoso
El Poder Ejecutivo anunció esta jornada que se saldaron las diferencias con el staff del FMI y se alcanzó un acuerdo de Facilidades Extendidas para refinanciar una deuda cercana a los u$s45.000 millones, que no contemplará reformas estructurales.
cedears (1)

Las acciones y los bonos domésticos revirtieron sus pérdidas luego de que el Gobierno confirmara la llegada a un acuerdo formal con el FMI, que ahora deberá ser aprobado por el Congreso.
Tras operar en baja durante unas horas, el índice líder S&P Merval se dio vuelta y crece 0,4%, hasta los 90.602 puntos. Asimismo, la mayoría de las acciones locales que cotizan en Wall Street (ADRs) pasaron a operar en positivo. Los papeles más beneficiados en Nueva York son los de Cresud (+7%).

El Poder Ejecutivo anunció esta jornada que se saldaron las diferencias con el staff del FMI y se alcanzó un acuerdo de Facilidades Extendidas (EFF, por sus siglas en inglés) para refinanciar una deuda cercana a los u$s45.000 millones, que no contemplará reformas estructurales.

El período de repago de cada desembolso del organismo multilateral de crédito es de 10 años, con un período de gracia de 4 años y medio, lo que implica que el país comenzará a pagar la deuda a partir de 2026 y hasta 2034.

En cuanto a los objetivos de política económica, el Gobierno avanzará en un proceso de consolidación fiscal para aproximarse a un equilibrio de las cuentas públicas hacia 2025. Según el comunicado oficial del Ministerio de Economía, esto se buscará lograr mediante la recuperación de la actividad económica, sin recorte del gasto.

Paralelamente, el trato contempla un sendero hacia tasas de interés positivas en términos reales y un tipo de cambio real compatible con el objetivo de acumulación de reservas.

En cuanto a las tarifas energéticas, se aseguró que el Gobierno "está determinado a lograr niveles de tarifas razonables y susceptibles de ser aplicadas con criterios de justicia y equidad distributiva para los servicios públicos de gas y electricidad, conforme a los parámetros objetivos que correspondan en cada caso".

Según lo trascendido, los sectores de mayores ingresos pagarán de aquí en más la tarifa plena, es decir, sin subsidios. Paralelamente, los beneficiarios de la tarifa social tendrán como tope de aumento el equivalente al 40% de la variación de los salarios del último año, mientras que la población restante percibirá una suba equivalente al 80% del movimiento del Coeficiente de Variación Salarial (CVS).

La semana que viene el acuerdo entrará al Congreso. El debate se dará a contrareloj dado que Argentina enfrenta en marzo un vencimiento por unos u$s2.800 millones, que podría evitarse si se aprueba el acuerdo y ayudaría a mantener las escasas reservas netas del Banco Central, que no cuenta con las divisas suficientes para realizar dicho pago.

"Para el mercado será fundamental tener esta herramienta con respaldo legislativo, lo que hace esperanzar a algo más de previsibilidad financiera y esto se refleja en el 'blue' (mercado informal)", explicó un agente cambiario.

Mientras tanto, el escenario internacional financiero sigue con las miradas en el impacto geopolítico que genera el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Riesgo país y bonos


En el segmento de renta fija, los bonos soberanos en dólares también pasaron a arrojar mayoría de subas, entre las cuales resalta la del Bonar AE38 (2%), pese a que el escenario de aversión al riesgo en los mercados internacionales, producto de la guerra entre Rusia y Ucrania, afecta a los países emergentes.

En ese marco, el riesgo país medido por el JP Morgan permanece casi estable respecto de la sesión anterior, en torno a los 1.850 puntos básicos.

Te puede interesar