Las bolsas mundiales se encaminan a su peor trimestre desde principios de 2020

Educación Financiera 31 de marzo de 2022 Por Aldana Reinoso
Los principales índices del mundo operan con mayoría de bajas y se encaminan a su peor caída trimestral desde el 2020. A su vez, los precios del petróleo se derrumban hasta un 6% mientras la guerra entre Rusia y Ucrania vuelve a tomar envión pese a los buenos augurios de las negociaciones.
cedearsss

Los principales índices del mundo operan con mayoría de bajas este jueves y se encaminan a su peor caída trimestral desde el 2020 cuando comenzó la pandemia de coronavirus. A su vez, los precios del petróleo se derrumban hasta un 6% mientras la guerra entre Rusia y Ucrania vuelve a tomar envión pese a los buenos augurios de las negociaciones.
Las acciones estadounidenses caían debido a la preocupación por el conflicto en Ucrania y las perspectivas de alzas de las tasas de interés en Estados Unidos.

El Promedio Industrial Dow Jones caía 129,96 puntos, o un 0,4%, a 35.098,19 unidades; el índice S&P 500 bajaba 10,70 puntos, o un 0,2%, a 4.591,75 unidades; y el Nasdaq Composite perdía 36,81 puntos, o un 0,3%, a 14.404,50 unidades.

El optimismo en torno a las conversaciones de paz se desvanecía, mientras las fuerzas ucranianas se preparaban para nuevos ataques rusos en la región del sureste.

Estados Unidos impuso nuevas sanciones relacionadas con Rusia, mientras que el presidente Vladimir Putin firmó un decreto para que los compradores extranjeros paguen en rublos el gas ruso a partir del 1 de abril.

Sectores defensivos como el inmobiliario, el sanitario y el de servicios públicos eran los únicos que subían entre los principales sectores del S&P. Las empresas de servicios públicos tocaban un récord y se encaminan a obtener su mejor rendimiento mensual desde 2002.

La subida de los precios de las materias primas provocada por la guerra ha aumentado la preocupación por la inflación, mientras que una Reserva Federal más dura avivó la inquietud por el crecimiento, lo que llevó a los tres principales índices estadounidenses a su peor trimestre desde marzo de 2020.

No obstante, el S&P repuntó más de un 5% este mes gracias a los datos económicos optimistas y a la recuperación de las acciones de megacapitalización.

"Los inversores esperan una temporada de beneficios positiva (...) por lo que el mercado está ignorando la recesión, la curva de rendimiento", dijo Peter Cardillo, de Spartan Capital Securities en Nueva York.

"Es fin de mes, fin de trimestre, por lo que podría haber algún cambio de cartera de última hora. Y, por supuesto, el mercado se preparará para los datos de empleo de mañana".

Mercados europeos
Por otra parte, el índice mundial de acciones de MSCI cede un 0,3%, mientras que el STOXX 600 europeo desciende un 1,2%, por debajo del máximo de un mes tocado el martes.

Los índices europeos avanzaron a principios de semana, ya que la confianza de los inversores era mayor respecto a las conversaciones de paz en Ucrania. Sin embargo, el optimismo se apagó después de que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, dijera que no se espera una resolución rápida y que el país se prepara para nuevos ataques rusos.

El STOXX 600 va en camino de caer un 5,8% en el primer trimestre de 2022, su mayor desplome trimestral desde que perdió un 23% en los tres primeros meses de 2020.

Materias primas
En contraposición y por efecto de la guerra entre Rusia y Ucrania, el oro se aproxima a registrar su mayor ganancia trimestral desde septiembre de 2020, ya que su atractivo como refugio se vio favorecido en el contexto bélico y la preocupación por la elevada inflación.

El lingote ganó más de un 5% este trimestre ya que la invasión rusa a Ucrania provocó que a fines de febrero, el oro alcanzara un nivel casi récord a principios del mes. Junto con la crisis de Ucrania, los esfuerzos de los principales bancos centrales para frenar la inflación ayudan al oro a tener un buen desempeño.

En ese sentido, este jueves se mantiene en alza del 0,3% a u$s1.940,95 la onza.

Por su parte, los precios de aluminio también se encaminan a registrar su mayor ganancia trimestral desde 1988, impulsados por interrupciones en el suministro y mayores costos de producción como resultado de la invasión rusa de Ucrania.

El níquel también se destaca y se dirige hacia su mayor aumento trimestral desde 2003, ayudado por un estrangulamiento de posiciones cortas en la Bolsa de Metales de Londres (LME) que provocó un aumento de los precios este mes.

Es probable que los precios de los metales suban aún más, ya que la inflación empuja a los inversores hacia las materias primas, mientras que la escasez de metales industriales y el riesgo de nuevas sanciones que restringen el suministro ruso también impulsan los valores, dijo Wenyu Yao, analista de ING.

Entre las amenazas a la demanda se encuentran las medidas para contener la propagación del COVID-19 en China, el mayor consumidor de metales del mundo. La actividad de las fábricas chinas se contrajo en marzo, pero el gobierno ha dicho que tomará medidas para impulsar el crecimiento económico.

Por último, los precios del crudo caían el jueves tras conocerse que Estados Unidos estudia la posibilidad de liberar hasta 180 millones de barriles de su Reserva Estratégica de Petróleo, la mayor en sus casi 50 años de historia.

Los futuros del crudo Brent para mayo caían 5,77 dólares, o un 5,77%, a 107,68 dólares por barril. El contrato de mayo vence el jueves y los futuros de junio, los más negociados, perdían 5,08 dólares, hasta los 106,36 dólares, tras ceder más de 6 dólares.

Te puede interesar