Bonos a precio de remate: ¿es momento de invertir?

Novedades 06 de julio de 2022 Por CPN Guillermo F. Williams
La incertidumbre y el creciente déficit golpearon nuevamente sus cotizaciones, en un contexto global de aversión a los activos de riesgo.
LYNXMPEA6606G_M
LYNXMPEA6606G_M

Los bonos argentinos en dólares descontaron en sus cotizaciones la incertidumbre cambiaria y financiera que se vivió tras la dimisión de Martín Guzmán al ministerio de Economía y el nuevo nombramiento de Silvina Batakis. En la reapertura de Wall Street, tras el feriado, tocaron nuevos mínimos. Según analistas consultados por Ámbito, la incertidumbre y el creciente déficit golpearon nuevamente sus cotizaciones, en un contexto global de aversión a los activos de riesgo. En ese marco, no prevén mejoras en el corto plazo. Advierten que el cumplimiento del acuerdo con el FMI será clave para los mercados.

Todos los tramos de la deuda argentina en dólares cerraron la jornada con pérdidas, encabezadas por los bonos Globales: el GD41 se derrumbó 8,53%; el GD29, 6,35%; y el GD35, 5,58%. La misma línea siguieron los Bonares: el AL30 cayó 6,64%; el AL35, 4,3%; y el AL29, 4%. Así, el riesgo-país se disparó 13,1% hasta los 2.652 puntos básicos.

Sobre los nuevos mínimos, Nery Persichini, jefe de Estrategia en GMA Capital, subrayó que “hay demasiada incertidumbre y los informes de los bancos de inversión fueron lapidarios con Argentina en las últimas horas”.

Roberto Geretto, economista en Banco CMF, consideró: “Después de la caída de ayer, los bonos marcaron nuevos mínimos, estando ya incluso por debajo de lo que se considera valores de recupero en caso de un default. Por tanto, es esperable que encuentran un piso en estos valores, o incluso pudiendo haber algún rebote, pero lejos de haber un rally dada la incertidumbre política y macroeconómica. Para un mayor deterioro o recuperación, el desenlace macro va a ser fundamental, en el sentido de si se va a poder seguir con el acuerdo del FMI”.

Por su parte, Santiago López Alfaro, presidente de Patente de Valores S.A., señaló que “el mercado se está reacomodando a las nuevas noticias, no ve decisiones que le gusten y los bonos buscaron nuevos mínimos, en un año que tampoco es bueno para los bonos en el mundo”. “Los flujos tienen más vendedores que compradores, todavía hay fondos vendiendo bonos comprados hace 4 o 5 años, y no hay compradores nuevos teniendo en cuenta las proyecciones macroeconómicas argentinas”, agregó.

Con una mirada en el mediano plazo, los analistas advierten que una recuperación o mayor deterioro dependerá del manejo de las variables claves. Persichini subrayó: “En el estado actual, el mercado ya no se tranquiliza con palabras, sino con hechos y resultados. La primera prueba que la ministra debe afrontar es mantener a flote el acuerdo con el FMI. Sin hechos concretos en lo fiscal, será muy difícil que los bonos se recuperen en el corto plazo”.

“Un buen escenario para los bonos sería que baje un poco la tensión política y se tenga al menos un ‘mini-plan’ al estilo enero 2014, que haga llegar la macro hasta las elecciones sin derrapar, lo cual por supuesto tiene costos sociales a corto plazo. Un mal escenario es el actual, donde las tensiones políticas siguen en aumento, los desequilibrios macro se siguen acumulando, y la brecha e inflación cada vez suben un escalón más, donde los costos sociales a largo plazo son mayores”, sostuvo Geretto.

Por su parte, López Alfaro consideró: “Estamos en un nivel bajísimo, lo que puede representar una oportunidad de compra a largo plazo, pero no se va a resolver en los próximos días. Comienza la época del año de menor liquidación de exportaciones, el plan económico no está definido, hay déficit fiscal y muchos pesos en la calle; estos problemas son descontados por los bonos”.

CPN Guillermo F. Williams

Asesor Financiero

Te puede interesar