Rebotan los bonos argentinos: el mercado ve oportunidades tras el fuerte castigo

Educación Financiera 18 de julio de 2022 Por Aldana Reinoso
Los bonos Globales crecen más de 1% y recuperan terreno. Aun así, todavía acumulan pérdidas del 40%, casi tres veces más que los bonos de Brasil y los de países emergentes.
cedears (1)

Después de sucesivas ruedas operando a la baja, los bonos argentinos rebotan este lunes. Los títulos de deuda en dólares emitidos bajo ley extranjera inician la semana con subas superiores al 1% y de esta manera recortan parte del terreno perdido en las últimas semanas. Aún así, caen cerca de tres veces más que sus comparables.

 
También Wall Street opera hoy al alza, en medio de la temporada de balances. Pese a ello, el mercado sigue preocupado por los riesgos recesivos en Estados Unidos.

BONOS EN VERDE

La deuda argentina opera con signo positivo. El tramo corto de la curva rebota 1,45% en promedio, tanto en el Global 2029 como en el Global 2030.

 
En el tramo medio, el Global 2035 avanza 1,74% y el bono a 2038 rebota 0,72%. Mientras que en el extremo más largo, los Globales a 2041 y 2046 suben 0,97% y 1,75% respectivamente.

 

Pese a la reciente suba, los bonos argentinos siguen operando en zona de mínimos históricos y con fuertes pérdidas. Los Globales acumulan descensos de entre 17% y 23% en el último mes y del 4% promedio en la última semana.

Los rendimientos de los bonos argentinos se encuentran en máximos, con el tramo corto de la curva en niveles de 44% y del 27% en promedio en el tramo medio y largo.

¿OPORTUNIDAD ENTRE LOS MÁS CASTIGADOS?
0

Los analistas de Grupo SBS remarcaron que los bonos en dólares siguen operando en zona de mínimos aunque advierten que estos niveles lucen atractivos para perfiles de riesgo elevado.

"Destacando que estos precios deberían ofrecer retornos interesantes en el mediano plazo, aún en escenarios de estrés. Remarcamos que condiciones financieras globales más tight (ajustadas) sumadas a los riesgos domésticos limitan el upside de corto plazo", dijeron.

En su informe destacaron que en el acumulado del año, la deuda argentina muestra pérdidas del 40%, muy por encima de sus comparables.

Los bonos de Brasil, así como los de países emergentes o la deuda de alto rendimiento global muestran bajas en el año del 15% en promedio, cuando los bonos locales pierden más del 40%.

Los analistas de Balanz señalaron que estamos de cara a un entorno global desafiante para los mercados emergentes, y en particular para los bonos de menor calidad crediticia.

En ese escenario, agregaron que los activos argentinos no fueron la excepción, menos con factores locales que actuaron como catalizadores adicionales.

 
"La dinámica local no ayudó a los Globales en las últimas semanas, aunque el factor dominante en la caída en los precios de los bonos sigue siendo el endurecimiento de las condiciones financieras globales. La incertidumbre tanto externa como interna llevaron a los bonos Globales a exhibir pérdidas en promedio de 22,8%, siendo el peor mes del año", dijeron.

Además aclararon que los bonos soberanos operan con elevado nivel de estrés favorecido por factores locales y globales.

"Los recientes cambios en el Ministerio de Economía fueron percibidos por el mercado como un factor de incertidumbre, exacerbando la presión sobre los bonos en dólares. Hacia adelante, las señales consistentes respecto al sendero de la política fiscal y el acuerdo con el FMI serán seguidas muy de cerca por el mercado para determinar si el nivel de riesgo implícito en los activos es excesivo o no", dijeron.

Pensando en la búsqueda de oportunidades, Martín Yanzon, head trader de Conosur Investment, considera que a la hora de seleccionar un bono, estos deben ser de ley Nueva York. Y ve valor en los Globales a 2030, 2035 y 2038.

El atractivo que le ve en el Global 2030 es la liquidez. Del Global 2035 destaca su baja paridad y del Global 2038 remarca su cupón elevado.

En cuanto a la estrategia, Yanzon advierte que se puede invertir en esos tres o buscar armar una cartera entre esos tres bonos. "En un escenario en donde es tan azaroso el resultado que puede llegar a ocurrir, tener tres posibilidades no es una mala idea", comentó.

WALL STREET SUBE

Las acciones en Wall Street operan con subas a comienzo de semana. Tanto el Dow Jones como el S&P500 y el Nasdaq abren en verde, con ganancias respectivas de 0,88%, 0,8% y 0,94%.

En Europa la bolsas también operan con ganancias, subiendo 0,83% en el Stoxx50. El FTSEMIB de Milán es la bolsa que más sube, avanzando 1,45%, junto con el CAC40 de Francia, que trepa 0,92%.

ANTICIPANDO UNA FED HAWKISH

RIESGOS RECESIVOS

La volatilidad del mercado se mantiene intacta mientras los operadores sopesaban de una profundización en el sesgo correctivo de la Fed hacia una suba de tasas más acelerada, lo cual genera de preocupaciones sobre una recesión económica.

Robbie Boukhoufane, fixed income portfolio manager de Schroders, dijo que dado el endurecimiento de la política monetaria a través de las subas de tasas de interés y el Quantitative Tightening, la Fed se enfrenta a un camino estrecho al tratar de diseñar un aterrizaje suave para la economía estadounidense.

"Creemos que tendrá dificultades para lograrlo. A medida que los datos económicos se debiliten y la inflación caiga, cualquier señal de que el banco central de EE.UU. esté cerca de alcanzar un máximo de ajuste aliviará parte de la presión alcista sobre el dólar. Sin embargo, todavía no estamos allí", dijo.

Los analistas de Criteria marcan que el mercado comienza a pricear riesgos recesivos.

"La inversión de la curva de rendimientos de bonos del Tesoro en ese país ya ´olfatea´ una probable recesión en el horizonte. En caso de persistir las presiones de precios, la autoridad monetaria de EE.UU. se enfrentará a un escenario donde la recesión sea el precio a pagar por mantener su credibilidad intacta, y las acciones, como hasta aquí, tienen camino por recorrer en su tendencia negativa", dijeron.

Los inversores están analizando los datos que provienen de los balances de los bancos para poder terminar de entender el impacto del ciclo inflacionario y del contexto de suba de tasas más agresivo de la Reserva Federal (Fed).

El crecimiento económico muestra signos de desaceleración mientras que la inflación se dispara, alcanzando la semana pasada un nuevo máximo de cuatro décadas. Mientras tanto, los bancos centrales están elevando las tasas de interés rápidamente, agregando otra nube en el horizonte de la economía.

La Reserva Federal probablemente suba la tasa de interés en 75 puntos básicos por segunda vez consecutiva a finales de este mes, luego de que los datos de inflación en Estados Unidos resultaron peores de lo esperado. Incluso, tras el último dato de inflación, comenzó a crecer la expectativa de que la suba sea de 100 puntos.


Desde Balanz agregaron que la inflación interanual en EE.UU. marcó un nuevo pico de 9,1%, dejando sorpresas en los distintos componentes del índice, lo que llevó al mercado a incorporar una política monetaria más agresiva y un escenario recesivo más probable.

"El mercado de renta fija anticipa una Reserva Federal aún más agresiva, luego de la sorpresa de inflación de junio en Estados Unidos. El mercado reaccionó incorporando una suba de casi 100 puntos básicos en la tasa de política monetaria para la reunión del 27 de julio, un movimiento no visto desde 1989", dijeron.

Te puede interesar