Por qué el euro ya vale menos que el dólar

Educación Financiera 20 de septiembre de 2022 Por Aldana Reinoso
Por primera vez en 20 años, el valor del dólar estadounidense superó al del euro. Cuáles son los motivos y qué efectos que podría tener en el futuro
euro-dolarjpg

En un contexto de creciente inflación y por primera vez en dos décadas, el euro cotizó esta semana en niveles inferiores a los del dólar estadounidense.

Esto ocurre por varios factores: por un lado, la suba de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos, mayor y más rápida que la de sus pares del Banco Central Europeo. Por el otro, como efecto de la guerra en Ucrania. En tercer lugar, porque para los inversores es mucho más rentable radicarse en Estados Unidos que hacerlo en Europa.

A todos estos motivos se le suman la emisión monetaria que los gobiernos efectuaron para morigerar los efectos de la pandemia, y la crisis que encareció los precios del gas y puso en peligro el acceso de los países a fuentes confiables de energía.

Asimismo, China, sumida en una crisis inmobiliaria, tampoco recuperó los niveles de actividad anteriores al coronavirus. Y las criptomonedas, que muchos ofrecían como solución a todos los problemas, mostraron que por el momento son demasiado inestables y por lo tanto, poco confiables.

Por qué el euro ya vale menos que el dólar
 

La primera potencia mundial en producción de hidrocarburos es Estados Unidos, cuyos habitantes no temen por una crisis energética similar a la europea. Los países que decidan no comprarle gas a Rusia por la invasión a Ucrania tendrán que acudir a los norteamericanos. Si el precio internacional de la energía sube, Estados Unidos se hace más rico; Europa, más pobre.

En lo que va del año, el dólar se apreció un 16% respecto al euro. Por la subida de tasas, es más atractivo colocar inversiones en bonos estadounidenses: un bono a 10 años tiene una tasa de 3,4% anual en Estados Unidos y de 1,73% en Alemania.

Como la energía es mucho más cara en Europa, resulta mucho más rentable para las empresas invertir en Estados Unidos que hacerlo en el Viejo Mundo. Si bien con la baja del euro las exportaciones son más baratas, no es suficiente para cambiar la ecuación.

Otra de las cuestiones tiene que ver con la balanza comercial: el superávit que la Unión Europea tuvo durante décadas se redujo considerablemente hasta los 49.000 millones de euros de déficit que arrojó el balance de julio 2022.

Cotización dólar - euro
 

Los ciudadanos europeos, a diferencia de los argentinos, no están acostumbrados a refugiarse en otra moneda para evitar la pérdida del poder adquisitivo. Sin embargo, la subida del dólar tiene un gran efecto en la economía.

Un euro más barato encarece la importación de energía, que por lo usual se paga en dólares. Incluso si el valor internacional del gas no se hubiera incrementado –un 350% en lo que va de 2022-, ese 16% de depreciación del euro respecto al dólar ya hubiera impactado en las facturas.

En septiembre de 2021, para llenar el tanque de combustible de un automóvil en Europa se necesitaban 60 o 70 euros. Hoy en día, se precisan más de 100.

En el mercado energético europeo, la tecnología más cara determina el precio de las demás, por lo que ahora todo se paga a precio de gas. Se calcula que las facturas de energía y calefacción en Europa se triplicarán o cuadruplicarán este año.

De acuerdo con la Comisión Europea, los precios de la energía suponen el 40% de la inflación en Europa. La bajada del euro encarece las importaciones, sobre todo de alimentos, el segundo rubro cuyos precios más aumentaron durante los últimos tiempos.

Te puede interesar