Caen los futuros; datos de empleo y de los bonos: 5 claves en Wall Street

Novedades Por: CPN Guillermo F. Williams 05 de octubre de 2023
moved_LYNXMPEHA01FQ_L (1)

Los futuros de las acciones estadounidenses cayeron en general, mientras los traders aguardan a conocer nuevos datos sobre el mercado laboral que se publicarán durante los dos últimos días de la semana. Mientras tanto, la atención sigue centrada en el mercado de bonos después de que un repunte de la deuda soberana el miércoles proporcionara cierto alivio a los maltrechos mercados bursátiles, y los precios del crudo siguen a la baja tras su mayor caída intradía en más de un año. Aquí tenemos las cinco cuestiones principales de las que hay que estar pendientes este jueves, 5 de octubre, en los mercados financieros.

1. Los futuros apuntan a una apertura a la baja

Los futuros de las acciones estadounidenses apuntan a una apertura a la baja en Wall Street este jueves, con los inversores a la espera de la publicación de datos cruciales del mercado laboral.

El contrato de futuros del Dow desciende 129 puntos o un 0,4%, los futuros del S&P 500 bajan 18 puntos o un 0,4% y los futuros del Nasdaq 100 se dejan 55 puntos o un 0,3%.

El Dow Jones de Industriales de 30 valores subió un 0,4%, poniendo fin a una racha de tres días de pérdidas, mientras que el índice S&P 500 de referencia se apuntó un alza del 0,8% y el Nasdaq Composite de tecnológicas se disparó un 1,4%.

Los principales índices de Wall Street se vieron impulsados por las cifras de ADP, que mostraron que el crecimiento del empleo privado indicó la creación de 89.000 puestos de trabajo en septiembre, muy por debajo de las estimaciones que hablaban de 160.000. Las cifras reavivaron las esperanzas de una recuperación económica.

2. Rendimientos de los bonos

El rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 y 30 años, que se siguen muy de cerca, ha aumentado este jueves, en una señal de que el repunte del miércoles podría ser efímero. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años había subido 0,01 puntos porcentuales hasta el 4,745%, mientras que el de los bonos a 30 años había subido 0,01 puntos porcentuales hasta el 4,886%. El rendimiento, que normalmente se mueve de forma inversa a los precios, sigue cerca de máximos de casi una década.

A nivel mundial, el rendimiento de los bonos alemanes a a 10-year, de referencia para la zona euro, también ha aumentado, situándose justo por debajo de su cota más alta desde 2011.

Sigue preocupando que este fuerte aumento del rendimiento de los bonos, provocado por una actualización de la política monetaria de la Reserva Federal el mes pasado y exacerbado por una serie de datos económicos de Estados Unidos más fuertes de lo previsto, pueda pasar factura a alguna sección del sistema financiero. Un analista de ING dijo al Financial Times que "algo va a estallar, pero no estoy muy seguro de qué".

3. Las solicitudes de subsidio por desempleo y el informe de empleo

Los inversores tendrán la oportunidad este jueves de analizar las cifras semanales de solicitudes de subsidio por desempleo, que servirán de preludio al importante informe de empleo no agrícola de septiembre que se publicará mañana.

Los economistas prevén que la última cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo de Estados Unidos aumentará de 204.000 a 210.000.

Los analistas de ING sugieren que la naturaleza "contemporánea" de estas cifras, a diferencia de la lectura más retrospectiva de las ofertas de empleo de principios de esta semana, podría dar una mejor idea del estado actual del mercado laboral estadounidense.

La Reserva Federal ha hecho del enfriamiento de la demanda de mano de obra una prioridad durante su campaña de agresivas subidas de tipos de más de un año, con la esperanza de que esta tendencia alivie el crecimiento salarial y ayude a sofocar una inflación obstinadamente elevada. Los indicios de un mercado laboral persistentemente fuerte podrían reforzar los argumentos a favor de que el banco central mantenga los tipos más elevados más tiempo.

4. Se estancan las negociaciones entre Kaiser Permanente y los sindicatos

Las conversaciones entre Kaiser Permanente y los sindicatos que representan a más de 75.000 trabajadores en huelga se han estancado sin acuerdo apenas unas horas después del inicio de la mayor huelga del sector sanitario de la historia de Estados Unidos.

En un comunicado, Kaiser señaló que había llegado a un acuerdo provisional con los líderes sindicales sobre varias cuestiones no especificadas, aunque los grupos sindicales afirmaron que seguían esperando una "respuesta significativa" de los directivos del proveedor sanitario.

Los sindicatos, que reclaman mejoras salariales y un aumento de las contrataciones para paliar lo que califican de escasez de personal en situación de crisis, afirman que no se han programado más negociaciones.

Añaden que el paro previsto de tres días, que comenzó el miércoles, sigue vigente. La huelga afecta a enfermeras técnicos de laboratorio, farmacéuticos y demás personal auxiliar de cinco estados de Estados Unidos y Washington D.C., y afecta a unos 13 millones de pacientes. Kaiser ha dicho que sus hospitales y centros de urgencias permanecerían abiertos.

5. El petróleo baja tras la fuerte caída del miércoles

Los precios del petróleo pierden terreno en la jornada de este jueves, tras la caída de la jornada anterior, debido a la incertidumbre en torno a la demanda tras el aumento de las reservas de gasolina de Estados Unidos.

El crudo cayó más de 5 dólares por barril el miércoles, lo que supone la mayor pérdida intradía en más de un año, tras la publicación de datos que muestran el mayor aumento semanal en casi dos años de las reservas de gasolina de Estados Unidos, lo que sugiere una caída significativa de la demanda a medida que termina la temporada estival de conducción.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, conocidos como la OPEP+, habían reafirmado el miércoles que Arabia Saudí y Rusia seguirían recortando la producción en al menos 1,3 millones de barriles al día hasta finales de año.

Los futuros de crudo de Estados Unidos descienden un 0,8% hasta 83,53 dólares por barril, mientras que el contrato de Brent se deja un 0,7%, a 85,17 dólares.

Te puede interesar