Análisis semanal del S&P 500

Mundo 19 de abril de 2020 Por Diego Martin Rodriguez
Mientras mantiene la senda alcista, traccionado por los activos tecnológicos, hace caso omiso a las potencialidades de los efectos del virus. Nuevas dinámicas y las oportunidades se manifiestan aún en crisis.
sp-500-1

S&p500 19-04-20
Si han seguido el análisis con anterioridad, veremos que no ha cambiado, solo que he agregado una media móvil exponencial para ver la claridad del cambio de tendencia, sin generarse dudas en su rebote, ha mantenido firmeza hacia la recuperación. No obstante, sigue manteniendo altos niveles de volatilidad.

Ya tocamos fondo, cortamos el canal bajista trazado con la curva verde, y con la incorporación de la media móvil exponencial vemos que ha pasado de caer a subir.  El mercado es realmente consciente de lo que sucede? Existen los sesgos, subjetividades y miles de factores que hacen a unos comprar y a otros vender. Querer entender su racionalidad y peor aún querer anticiparlo, puede ser una tarea tan ardua que escapa al universo racional o emocional de un individuo.

El día 09 de abril cumplió un objetivo muy importante. Recuperó la mitad del terreno perdido, en un tiempo que nadie esperaba. Compañías como Amazon, Netflix, o incluso Zoom han sabido reponerse por las fortalezas de su actividad. Asimilan la dinámica de crisis de una forma que las engrandece con respecto a otros rubros industriales y sacan provecho donde otras, realmente, se encuentran en una situación muy complicada.

Hay un nuevo objetivo a cumplir desde lo técnico. Superar los 2935 puntos con contundencia podría significar disminuir drásticamente las posibilidades de volver a mínimos.

Nada se condice con la realidad económica de los países más complicados: España, Italia y Estados Unidos. Lejos de disipar los coletazos de la pandemia, ven luz al final del túnel. La cantidad de fallecidos de manera diaria viene decreciendo, se refuerzan los sistemas de salud y dan indicios de revertir la saturación de los mismos. Sin embargo, ya se habla de retrocesos económicos cercanos al 5% en el PIB de los países potencia más afectados en este primer trimestre. Estados Unidos mantiene altos niveles de fallecidos, los pedidos de seguro de desempleo siguen siendo la noticia principal y los trimestrales de las primeras empresas que han presentado, están muy lejos de lo que espera el mundo inversor.

Pronto, nos inclinaremos por nuestro mercado local. Aunque parece que hay control de la situación, la cuestión económica es la que se manifiesta en colapso. La impresión de dinero para hacer frente a los huecos financieros de los presupuestos públicos puede tener consecuencias negativas en el mediano plazo, y que se verán reflejados en los índices de precios y en el poder adquisitivo de los asalariados. La recesión neutralizará los efectos, pero el impulso económico se hará esperar. 

Mientras tanto, esperamos noticias positivas con respecto a la propuesta de reestructuración de la deuda bajo legislación extranjera. De no ser así, nuevamente la confianza quedaría deteriorada y nuestra capacidad de endeudarnos para financiar el crecimiento sería nula.

Te puede interesar