Rusia acorralada: al borde del default y en crisis financiera, el rublo ya se devaluó un 60%

Política 07 de marzo de 2022 Por Aldana Reinoso
Para evitar los incumplimientos de pagos por las sanciones impuestas por Occidente, Vladimir Putin firmó un decreto para pagar a los acreedores extranjeros en rublos. El costo de la deuda pública rusa ya está en niveles récord.
usd

El rublo, la moneda rusa, se devalúa hoy 10,01% frente al cierre de la víspera y se ubicaba a u$s135,2 por dólar, acumulando así una depreciación de 62,22% desde el día previo al inicio de la invasión de Rusia en Ucrania, el 23 de febrero último, cuando cotizó a u$s83,5.
Durante la madrugada el rublo llegó a caer hasta los u$s142,46 luego de que el secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, señalara ayer que se estaba analizando un embargo a las importaciones de petróleo rusas, como represalia a las acciones bélicas del Kremlin en Ucrania. Los envíos de Rusia representan el 8% de las importaciones hacia Estados Unidos, de acuerdo a la Administración de Información Energética (AIE) estadounidense.

La administración de Joe Biden está buscando el consenso con sus aliados europeos para avanzar con la prohibición, pero de no encontrar apoyo, avanzaría por su propia cuenta, según la agencia Bloomberg. Europa se muestra más escéptica en aplicar un embargo debido a su mayor dependencia del crudo y gas rusos.

La ministra de Asuntos Exteriores alemana, Annalena Barbock, señaló ayer en una entrevista con el canal estatal ZDF, que las sanciones al petróleo “no servirían de nada si en tres semanas se descubre que no quedan más que dos días de electricidad en Alemania y que se deben revertir las sanciones”. En ese sentido, actualmente Alemania importa 55% de su gas, y 42% del petróleo y carbón de Rusia. Una sanción al petróleo cortaría una de las principales fuentes de financiamiento de Rusia, que paradójicamente se beneficia de los mayores valores del crudo que comenzó a escalar fuertemente con la invasión. Una medida de esta índole se sumaría a la larga lista de sanciones económicas que recibió Rusia en las últimas semanas y al retiro de varias multinacionales occidentales de su territorio.

Ayer, Vladimir Putin tomó la decisión de evitar que Rusia entre en impagos por los controles de capitales. A través de un decreto, estableció que las empresas rusas podrán pagar a los acreedores extranjeros en rublos.

El decreto establece reglas temporales para que los deudores soberanos y corporativos realicen pagos a acreedores de “países que participan en actividades hostiles” contra Rusia, sus empresas y ciudadanos. El gobierno elaboró una lista de los países hostiles con Rusia entre los que se encuentran Australia, Canadá, UE, Islandia, Japón, Nueva Zelanda, Taiwán, Noruega, Singapur, Corea del Sur, Suiza, Reino Unido, Estados Unidos y la propia Ucrania entre otros.

Los bonos corporativos rusos denominados en monedas extranjeras se han desplomado en los últimos días, ya que los inversores sopesaron el impacto de las sanciones impuestas al país tras la invasión de Ucrania. El gobierno ruso respondió a las sanciones reduciendo drásticamente el acceso a monedas extranjeras, lo que podría restringir la capacidad de los tenedores de bonos para recibir pagos de intereses y capital.

Por separado, las cámaras de compensación Clearstream y Euroclear dejaron de aceptar el rublo como moneda de liquidación y excluyeron todos los valores emitidos por entidades rusas de todas las transacciones tripartitas, salvo un canal tradicional utilizado para realizar pagos a los tenedores de bonos.

En un anuncio separado el domingo, el Banco Central de Rusia dijo que aliviará temporalmente los requisitos de informes para los prestamistas rusos en un esfuerzo por protegerlos de la presión de las sanciones. Los bancos comerciales ya no tendrán que publicar sus cuentas mensuales en sus sitios web, aunque aún tendrán que enviarlas al banco central y luego podrán divulgarlas a las contrapartes, dijo el regulador. De acuerdo con el decreto del sábado sobre el servicio de la deuda extranjera, los pagos se considerarán ejecutados si se realizan en rublos a la tasa oficial del banco central.

Los deudores pueden solicitar a un banco ruso que cree una cuenta especial denominada en rublos "C" a nombre de los acreedores extranjeros para la liquidación, mientras que los acreedores locales recibirán el pago a través de los depósitos rusos. La regla se aplica a montos superiores a 10 millones de rublos (US$81.900) por mes.

Las dificultades para girar los pagos

El 2 de marzo, Rusia pagó un cupón de 11.200 millones de rublos por 339.000 millones de rublos en bonos conocidos como OFZ con vencimiento en febrero de 2024. Si bien el Depósito Nacional de Liquidación de Rusia recibió el dinero, los tenedores de bonos extranjeros no recibieron el pago debido a la orden del banco central que prohibía los pagos extranjeros. Esto desencadenó un debate sobre si constituía o no un incumplimiento.

Si bien algunos de los bonos soberanos extranjeros de Rusia permiten pagos en rublos, la nueva medida aún podría plantear un problema para los tenedores de credit-default swaps, que se utilizan como seguro en caso de incumplimiento.

Esto se debe a que, dados los controles de capital en Rusia y las sanciones, el pago en rublos “puede hacer que estos bonos queden fuera del alcance de los CDS como 'obligaciones' y 'obligaciones entregables'”, escribieron los estrategas de JPMorgan Chase & Co. dirigidos por Trang Nguyen en una nota a los inversores el viernes. Rusia tiene cupones por valor de u$s117 millones en bonos en dólares que vencen el 16 de marzo y que no tienen la opción de pagarse en rublos, dijeron los estrategas de JPM. Los CDS cubren una deuda rusa bruta de u$s41.000 millones, según Depository Trust & Clearing Corp.

Las empresas con próximos vencimientos de notas denominadas en dólares incluyen al productor estatal de petróleo Rosneft PJSC, cuyo bono de u$s2.000 millones vence el domingo, y el gigante energético controlado por el estado Gazprom PJSC, que tiene una nota de u$s1.300 millones con vencimiento este lunes. Este último ya estaba en proceso de liquidar ese pago, informó anteriormente Bloomberg.

Te puede interesar