El crudo, destiado a seguir consolidando en los 35-42 dólares

Nacionales 29 de junio de 2020 Por CPN Guillermo F. Williams
c029cddce0125a4c527d0fe76bd34b54
c029cddce0125a4c527d0fe76bd34b54

El crudo se recupera ligeramente esta mañana, aunque el miedo a los nuevos contagios por COVID-19 que se están produciendo en todo el mundo amenazan con poner fin a la ya de por sí débil recuperación de la demanda. A esta hora, el precio del barril de crudo West Texas con vencimiento en agosto se sitúa en 38,62 dólares, lo que representa un repunte del 0,3% con respecto a su precio anterior. Suerte similar corre el barril de crudo Brent, que sube un 0,2%, hasta los 41 dólares. En la última semana, sin embargo, el WTI se dejó un 3,4%, mientras que el barril de referencia en Europa perdió un 3%.

El oro negro logró rebotar desde los 0 dólares que marcó en abril gracias a las buenas noticias de las reaperturas económicas, pero ha bajado en 2 de las últimas 3 semanas. El exceso de oferta (los barriles se siguen acumulando en EE.UU. y ya registran niveles récord), el consumo de combustible, todavía muy por debajo de los niveles pre-crisis, y las dificultades de muchas refinerías por controlar la producción están haciendo mella en la evolución del crudo, que vuelve a no pasar por su mejor momento.

“Esta situación podría seguir haciendo mella en el petróleo esta semana, con los bajistas vislumbrando la cota de los 35 dólares por barril”, decía esta mañana en su artículo de análisis Barani Krishnan, añadiendo los comentarios de Ed Moya, estratega de OANDA’s. “El WTI no ha podido hacer mucho más tras alcanzar los 40 dólares por barril y parece destinado a seguir consolidando entre los 35 y los 42 dólares durante las dos próximas semanas”.

Los nuevos casos registrados, y que en Estados Unidos han supuesto el cierre nuevamente de establecimientos en estados como Texas, ponen en peligro la normalidad con la que se iniciaría, como en años anteriores, el arranque de la temporada estival, que al otro lado del Atlántico da comienzo con la festividad del 4 de julio. En Europa, preocupan los casos registrados en Lisboa o en ciudades como la británica Leicester.

Recordemos que las firmas de petróleo y gas no esperan que la demanda de crudo global vuelva a los niveles anteriores al COVID-19 hasta, al menos, el próximo año. Y si la cosa no mejora en cuanto a viajes por trabajo o vacaciones, “la demanda se seguirá viendo afectada en el mundo desarrollado”, sentenciaba Bethany Beckett, económica de Oxford Economics, en un informe mencionado en The Wall Street Journal.

CPN Guillermo F. Williams

Asesor Financiero

Te puede interesar