Guía para invertir en "criptos": dónde comprar y qué impuestos tienen

Educación Financiera 23 de marzo de 2021 Por Aldana Reinoso
Cómo entrar al negocio de las criptomonedas desde Argentina.
5ff0d258a21f1

El 2021 inició como terminó el 2020 para Bitcoin, con un creciente interés del campo institucional por adentrarse en el ecosistema de la criptomoneda, como un vehículo de inversión y reserva de valor, más allá de una simple diversificación de carteras, lo que también continúa acelerando el precio de la criptomoneda, que recientemente rompió la histórica barrera de los US$ 40.000 M aunque luego sufrió una fuerte corrección.

Se especula que el repunte por encima de los 40,000 dólares puede haber incentivado a los mineros a hacer una pausa para sacar sus ganancias, ya que los datos muestran que las ventas de los mineros han alcanzado su punto más alto desde julio de 2019. Además, las preocupaciones giraban en torno a que el mercado estaba sobreapalancado después de ver ganancias tan rápidas.  Sin embargo, a lo largo de los años, la criptomoneda demostró tener un rendimiento superior a casi todas las alternativas de inversión tradicionales.

 ¿CÓMO EMPEZAR A INVERTIR EN BITCOIN Y OTRAS CRIPTOMONEDAS?

bitso

El mejor lugar para comenzar son los exchanges. Estas empresas ofrecen, por lo general, el servicio completo de adquisición. Es posible comprar, vender (en particular, hacer trading) y almacenar las criptomonedas adquiridas. La desventaja es que las empresas manejan tienen el acceso a las "cuentas" (o wallets digitales) de los usuarios por lo que el dueño de los Bitcoin no tiene control total sobre sus activos.

Un párrafo aparte merece Binance, quien para algunos es el exchange más grande del mundo por volumen de operaciones y cantidad de usuarios y que ha desembarcado en América Latina con la presentación de Latamex. Este nuevo exchange de Binance permite comprar Bitcoin con Pesos argentinos directamente. También se podrán comprar BNB, ETH y la stablecoin de Binance, BUSD.


Otra alternativa es la compra a través de servicios peer-to-peer (o p2p). P2P son las siglas en inglés de "Peer-to-Peer , que se puede traducir como "De igual a igual o "De usuario a usuario . Las redes sociales y los sistemas de mensajería, con la posibilidad de crear grupos específicos sobre temáticas determinadas, se han convertido también en opciones para crear comunidades que compran y venden criptomonedas. Existen dos grandes jugadores en este segmento.

Localbitcoins es una empresa de cambio de criptomonedas P2P fundada en Finlandia en 2012. La plataforma permite realizar transacciones con Bitcoin directamente entre el minorista y el cliente sin ninguna implicación de la bolsa. Se considera que su modelo hace que todas las operaciones sean más rápidas y cómodas. El servicio funciona en muchos países, por lo que hay disponible una amplia gama de monedas fiduciarias. Otra alternativa es Paxful, que desembarcó este año a la Argentina.

Algunos usuarios se vuelvan a la alternativa f2f o Face-to-Face. Este método es similar al p2p, solo que no se utilizan plataformas y el intercambio se hace en vivo de persona a persona. Estas transacciones se pactan entre particulares a través de redes sociales por ejemplo o de cualquier otro medio de comunicación. La ventaja de este método es que permite esquivar los fees de los intermediarios.

Desde el punto de vista tributario, una persona que compra y vende criptomonedas, se puede enfrentar a los siguientes impuestos:

IVA:

La Ley no lo especifica, pero la doctrina coincide en que la compraventa de criptomonedas no estaría gravada en el impuesto (y por lo tanto no haría falta la inscripción en IVA).

Bienes personales:

La ley no lo aclara, y acá algunos opinan que la tenencia de criptomonedas está gravada y otros que se inclinan por su exención. No existe una posición unánime: aquella más cercana al fisco dice que los criptoactivos están gravados, mientras que la más alejada sostiene que las criptos son un bien inmaterial, por lo que estarían exentas. En cualquier caso, la opinión generalizada es que eventualmente AFIP va a interpretar que las criptomonedas están gravadas y va a exigir el correspondiente pago del impuesto.

Ganancias:

Las modificaciones que recibió este impuesto en 2019 (como la exención de las ganancias por la venta de títulos públicos y otros valores que cotizan en la Bolsa local) no afectaron a las monedas digitales, que continúan gravadas.

La ley diferencia, al momento de liquidar, la fuente de la ganancia: si es extranjera, se puede llegar a pagar 15% de alícuota por el Régimen General. Y si esta es argentina, se va a liquidar a través de "cédula de ganancia (más información, aquí); paralelamente, el Régimen General, y, en ese caso, la alícuota puede ser de entre el cinco y el 15%: cinco si la ganancia se dio en pesos, y 15 si se realizó en dólares.

¿Hay que pagar aunque haya hecho una sola transacción? Si se supera el mínimo de ganancia anual, sí. El autor del informe detalla la fórmula acá.

Monotributo:

No podría encuadrarse la compraventa de criptomonedas en este régimen.

Ingresos brutos:

Sobre este impuesto, que es de naturaleza provincial, las leyes locales no dicen nada. Estaría gravada la venta en caso de que se cumplan una serie de requisitos: la habitualidad (no puede ser algo que se haga una sola vez), la onerosidad (esto se cumple siempre) y la territorialidad (encontrarse en territorio provincial, pero aquí hay problemas: una de las características de las criptomonedas en su desterritorialización.

Te puede interesar