Sorpresa en Wall Street: el dato de empleo no convence y pone en duda la proximidad del tapering

Educación Financiera 03 de septiembre de 2021 Por Aldana Reinoso
Se crearon 235.000 empleos versus los 720.000 esperados. Los datos de empleo son clave para Wall Street ya que determinará la cercanía del Tapering.
action

Los principales índices bursátiles norteamericanos muestran un inicio de viernes con leves subas. Sin embargo, hay cierta sorpresa por el el dato de empleo que resultó bastante peor de lo esperado. 

En términos generales, el hecho de que la creación de empleo haya sido baja en relación a julio podría significar que la Reserva Federal (Fed) espere un poco más para comenzar el tapering, aunque el dato de aceleración en los salarios podría marcar presiones subyacentes sobre la inflación.

El Dow Jones opera con una leve baja del 0,16%, mientras que el S&P500 y el Nasdaq suben 0,09% y 0,16% respectivamente. 

En el acumulado del año, las acciones en EE.UU. muestran fuertes subas, con ganancias de más de 21% y tanto el Dow Jones, como el S&P 500 y el Nasdaq operan en zona de máximos históricos.

 El Europa, las acciones operan mixtas, con el Stoxx600 bajando 0,4% y el FTSE100 de Londres subiendo 0,17%, al igual que el DAX de Alemania que avanza 0,01%. El Ibex35 de España y el CAC de Francia, en tanto, caen 0,72% y 0,55% respectivamente.

ANALIZANDO EL DATO DE EMPLEO

En las primeras horas del viernes, la novedad más importante en los mercados es que las nóminas de empleo en EE.UU. crecieron en 235.000, lo cual estuvo por debajo de los 720.000 esperados por el mercado. Esto refleja una contracción en la contratación.

A su vez, también se supo que la tasa de desempleo cayó al 5,2% en agosto.

Por su parte, los ingresos promedio por hora avanzaron 0,6% mensual, bastante por encima de lo esperado (0,3% mensual), algo que podría poner algo de presión en el margen sobre la inflación.

De alguna manera, la contratación se desaceleró drásticamente ya que la variante Delta afectó la confianza de los empleadores y de los trabajadores en EE.UU.

Hacia adelante el mercado muestra cierta preocupación sobre el futuro de la economía norteamericana debido al creciente número de casos de Covid-19 vinculados a la variante Delta. Este fenómeno, especulan, podría derivar en un crecimiento laboral y económico más lento.

Las empresas, particularmente en los sectores de servicios que requieren contacto en persona, podrían retrasar la contratación en medio de una mayor incertidumbre por la pandemia. Las personas desempleadas que temen los riesgos para la salud de Covid-19 también podrían tardar más en regresar al mercado laboral hasta que el virus disminuya.

La creación de empleo en Estados Unidos es el más bajo desde enero, mes en el que se habían creado 233.000 puestos laborales.

El dato de empleo resulta clave ya que los funcionarios de la Reserva Federal están observando de cerca esas cifras en busca de pistas sobre si pueden comenzar a reducir parte de la ayuda política que han estado brindando desde que comenzó la pandemia.

En las últimas semanas, los líderes del banco central estadounidense han expresado optimismo sobre el panorama del empleo, pero dijeron que necesitarían ver una fortaleza continua antes de cambiar de rumbo. 

Por ahora, está en juego el enorme programa mensual de compra de bonos de la Fed, que podría comenzar a reducirse antes de fin de año. Sin embargo, si los datos de empleo se suavizan, los funcionarios de la Fed podrían esperar hasta 2022 antes de ajustar.

Los inversores de Wall Street creen en general que la Fed hará el anuncio del inicio del tapering en su reunión de política monetaria en noviembre, pero la fecha de este anuncio podría cambiar dependiendo de los datos económicos que se conozcan en las próximas semanas.

Jerome Powell, presidente de la Reserva 

 Federal, remarcó en la reunión de Jackson Hole la semana pasada que podría iniciarse el tapering antes de fin de año si los datos del mercado laboral confirman la recuperación. A su vez, marcó que un retiro de los estímulos monetarios no necesariamente implica un proceso de suba de tasas.

Tras el dato, el dólar se desplazó a la baja a la vez que el euro y monedas de emergentes se apreciaron. El real se aprecia 0,45% a R$ 5,15.

BONOS A LA BAJA

La deuda local opera en Wall Street con leves caídas. Esta pequeña corrección llega tras los significativos avances acumulados en las últimas semanas, de cara a la especulación electoral y factores globales que ayudaron a los activos locales a mejorar.

Pero este viernes, los bonos del tramo corto caen 0,3% en el caso del Global 2029 y del 0,49% en el del Global 2030. En el tramo medio, los bonos a 2035 y a 2038 retroceden 0,69% y 0,54% respectivamente, mientras que en el extremo más largo de la curva las caídas son del 0,6% en promedio.

Pese a la baja de hoy, los bonos muestran una suba de hasta 9,7% en el último mes y de mas de 4% en la última semana. Esta recuperación ha permitido que la deuda opere con paridades de 40% en promedio y que los rendimientos compriman a niveles de 18% en el tramo corto (desde 20% hace unas semanas) y del 14% en el tramo más largo. Aun así, la curva sigue invertida y con tasas muy altas para la actualidad de renta fija global.

El riesgo país se encuentra en 1481 puntos a comienzo del viernes. De esta manera, cae 200 puntos desde su techo reciente, pero se sostiene 400 puntos básicos por encima de los 1083 puntos que tocó tras el canje de deuda en septiembre de 2020.


 Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) creen que los precios de los bonos muy probablemente continuaran moviéndose a la par de las expectativas políticas a casi una semana de las PASO.

"Está claro que todo proceso electoral viene acompañado de una cuota importante de incertidumbre y esto se ve reflejado en una mayor volatilidad en el mercado. Hasta entonces, seguimos monitoreando los ruidos que se puedan generar o no en el mercado con un Banco Central vendedor de divisas (u$s 180 millones en las ultimas dos ruedas) y una próxima licitación del Tesoro (9 de septiembre) antes de las PASO", afirmaron.

Con una visión similar, desde Argenfunds agregaron que los bonos en dólares se mantuvieron positivos en los últimos días, en un contexto en el que los inversores mantienen las miradas puestas en las elecciones de medio término a disputarse el 12 de septiembre, más el reciente canje de deuda de la Provincia de Buenos Aires, y las expectativas sobre un pronto acuerdo con el FMI.

Desde la compañía agregaron que también ayudan los mercados externos, que continúan impulsados por expectativas que la Fed mantendría una política monetaria fuertemente expansiva en medio de indicios de una desaceleración en la recuperación económica.

 Las acciones argentinas en Wall Street abren a la baja el viernes. Edenor retroecede 3,6%, seguida por TGS que cae 2,7% y Vista que pierde 1,7%. Grupo Financiero Galicia, y Banco Macro caen 0,2% y 0,4% respectivamente. 

Por otro lado, Grupo Financiero Galicia y BBVA Argentina suben 1% y 0,25% respectivamente. 

Te puede interesar