Estafa ponzi con criptomonedas: cómo funciona y qué argentinos cayeron

Los argentinos van a justicia por Arbistar 2.0, una empresa que creó una estafa piramidal en criptomonedas y robó millones de dólares. Además, existen otras tres plataformas que fomentan este engañoso modelo. Cómo protegerse.
estafa_piramidal

Los telares de la abundancia y las estafas piramidales son engaños sumamente peligrosos y algunos de las más comunes hoy en día.

Este tipo de engaño llegó también al ecosistema de las criptomonedas años atrás y uno de los casos más virales es Arbistar 2.0, una empresa española que estafó a 5.900 personas y entre ellas había argentinos.

 
Se trató de una organización que desarrollaba bots de arbitraje de criptomonedas para automatizar la compraventa de activos digitales y sacar altos retornos de inversión.

La operatoria funcionaba de la siguiente manera: el bot compraba en criptomonedas en el lugar más barato y las vendía en el más caro para luego volver a comprar en el más barato y vender en el más barato.

El sistema atrajo a miles de personas en Europa y en América latina ya que prometía ganancias mensuales del 12%. Para ingresar, la empresa pedía una inversión inicial de $150.000 en criptomonedas como Bitcoin y prometía retornos a los 60 días.

 Sin embargo, era una estafa piramidal en criptomonedas y el capital nunca fue devuelto.

Además, argentinos que cayeron en la estafa cuentan que para generar más ganancias debían invitar a 20 personas, un mecanismo que todos los Ponzi utilizan para sumar más personas al engaño.

Al día de hoy, las personas no cobraron el dinero y el capital invertido "desapareció" en manos de Arbistar 2.0, la empresa que promocionaba los falsos bots y los imposibles retornos del 12% mensuales.

LA DENUNCIA A ARBISTAR 2.0: QUÉ CARGOS ENFRENTA

En total, 5.900 personas de nacionalidad europea y latinoamericana realizaron denuncias a Arbistar 2.0 y en la actualidad, el juez José Luis Calama de España está siguiendo el caso de manera oficial.

Según fuentes cercanas al asunto, Calama podría juzgar a Santiago Fuentes, el fundador de la estafa piramidal, por delito de estafa agravada y organización criminal.

Por otro lado, el juez cree que Arbistar 2.0 movió fondos por hasta US$ 115 millones por tanto no solo Fuentes será juzgado por estafa agravada y organización criminal sino también por lavado de capitales.

¿QUÉ ES UNA ESTAFA PIRAMIDAL Y CÓMO DETECTARLA?

Un esquema piramidal o "esquema Ponzi'' atrae a usuarios con el incentivo de juntar gente en un programa y promete una remuneración económica alta.

Uno de los requisitos de las estafas piramidales es invitar personas para subir al siguiente nivel y así acceder a mayores retornos de inversión.

Una vez que ha invitado a la cantidad de personas necesarias, podrá acceder a un producto a un precio increíble o a una ganancia exponencial. La recompensa por ingresar nuevas personas al sistema siempre es mayor que la que genera la actividad principal, por lo que el incentivo siempre está en reclutar no en vender productos o servicios.

¿Cuál es el truco? Todo el tiempo hacen falta nuevos socios para no quedar del lado de los estafados. Así, cada vez que uno sube de nivel, otras personas quedan "boyando'' a la espera de subir ellas mismas al máximo nivel.

No obstante, cuando la base de la pirámide es demasiado grande porque cada nuevo ingreso a su vez genera otros nuevos ingresos al programa, la cadena se rompe y el 99% de los participantes queda fuera del esquema de ganancias y pierde toda su inversión.

En la actualidad, muchos famosos promocionan este tipo de negocios piramidales debido a que las empresas usan influencers y personas conocidas para llamar la atención del público general.

OTRAS ESTAFAS PIRAMIDALES CON CRIPTOMONEDAS


Meses atrás, el fiscal de Instrucción de San Rafael, Javier Giaroli, dio a conocer que las plataformas Qubitech, Ganancias Deportivas e Intense Live "obedecen a un sistema de tipo Ponzi y piramidal que puede llegar a caer y convertirse en una estafa".

La más popular y la que logró el ingreso de más de 45.000 personas solo en San Rafael, según sus líderes, es la sociedad anónima Ganancias Deportivas, que desde su plataforma en internet convoca a un pago de una membresía de 100 euros para ingresar, más la compra por medio de bitcoins de paquetes de inversión de distintos valores para apuestas de partidos de fútbol, que dice otorgar una ganancia de 20% mensual y 240% anual.

Por su parte, la empresa Qubitech dice ser un bróker online de criptomonedas, que promete ganancias astronómicas (de hasta 25% mensual en dólares). La empresa tiene base en Estonia y opera sin ningún tipo de regulación.

A principios de año, CNMV, regulador financiero de España, denunció o a QuibitTech debido a actividades fraudulentas. Al momento de escribir estas líneas, el sitio web de la empresa se mudó a Quibit.Life y, según comentan sus usuarios, está en un proceso de transformación de su modelo de negocios.

IntenseLive, por otro lado, ya tiene serios problemas en la Argentina. No existe una razón social registrada con ese nombre en el país y ofrecía un negocio sumamente interesante para el pequeño ahorrista: ser parte de una nueva aplicación de viajes en automóviles, una "inversión colaborativa" con un "contrato certificado" según su sitio web para "financiamiento colectivo en transporte privado".

En marzo, una rama argentina de Intense Live cayó en San Nicolás, provincia de Buenos Aires. El fiscal federal Matías Di Lello inició un expediente por el artículo 310 del Código Penal, captación ilegal de ahorros.

LA HISTORIA DEL CREADOR DE LAS ESTAFAS PIRAMIDALES

La estafa piramidal o "esquema de Ponzi'' fue creada en 1903 por un inmigrante italiano y es catalogada como "la peor estafa financiera de la historia".

Carlo Ponzi fundó una empresa en 1919 y se dedicó a buscar clientes para que inviertan en estos cupones a quienes les aseguraba que el ciclo completo duraba unos 45 días.

Ponzi cumplía fielmente con su promesa y se ganó la confianza de los inversores. En ese entonces, manejaba fondos de US$ 250.000 por día, una suma altísima para la época.

En un momento se empezaron a retrasar los pagos a lo que Ponzi calmó rápidamente con un adelanto de US$ 2 millones. Meses más tarde, confesó que no podía enfrentar la deuda de US$ 7 millones que tenía con sus acreedores y se cree que llegó a tener entre US$ 15 y US$ 20 millones.

Ponzi terminó en la cárcel en reiteradas ocasiones por intentar replicar la estafa, hasta que finalmente fue exiliado a Italia. Su vida terminó en Brasil donde murió en la pobreza a los 60 años en 1949.

CPN Guillermo F. Williams

Asesor Financiero

Te puede interesar