Los cambios de Gabinete empujan a los bonos, que trepan a los niveles previos a la salida de Martín Guzmán

Política 29 de julio de 2022 Por Aldana Reinoso
La deuda argentina transita una de sus mejores semanas desde que salieron a cotizar en septiembre de 2020. El riesgo país cayó debajo de los 2600 puntos. El factor interno, con los cambios de Gabinete se ve potenciado por el viento externo que ayuda a la deuda a subir con fuerza.
martin guz

El rally en la deuda no se detiene. Los bonos argentinos están teniendo una de sus mejores semanas desde que salieron a cotizar tras el canje de deuda. Los factores internos empujaron a los bonos al alza, aunque también jugaron a favor cuestiones globales.

La deuda regresa a valores previos a la salida de Martín Guzmán del Ministerio de Economía.

SIGUE EL RALLY DE LA DEUDA

Los bonos argentinos dieron esta semana un fuerte giro en su marcada tendencia bajista y revirtieron sustancialmente las pérdidas acumuladas desde la salida de Martín Guzmán del Ministerio de Economía.

 
Los Globales 2029 y 2030 suben el viernes 5,75% y 5,5% respectivamente, mientras que en el tramo medio se ven ganancias de 4,2% y 2,8% para los Globales 2035 y 2038.

Finalmente, en el extremo más largo, los bonos a 2041 y 2046 avanzan 4,1% y 4,6% respectivamente.

El rally en la última semana es impresionante. El tramo corto exhibe avances de 22% en promedio, mientras que en el tramo medio, el Global 2035 es el que más ganó, con un rebote de 25,7% en la semana.

Por su parte, los Globales más largos ganan entre 19% y 22% esta semana.

Aun así y pese a estas mejoras, en el acumulado del mes los bonos siguen operando con pérdidas de entre 1% y hasta 4,8%. A su vez, desde que salieron a cotizar, la renta fija argentina cae entre 58% y 47%. 


Con semejante baja, los Globales rinden poco menos del 40% en el tramo corto y del 25% en promedio en el tramo largo.

Sin embargo, gracias al rally actual, la deuda pudo regresar a valores en los que operaban los bonos antes de la salida de Martin Guzmán.

Gracias a la fuerte suba de los bonos, el riesgo país cayó desde los máximos de 2975 puntos que tocó esta semana hasta los 2538 puntos básicos actuales. Esto implica una baja del 15% desde su techo reciente.

Aun así, al riesgo país le queda camino bajista por recorrer para regresar a los niveles en los que se encontraba antes de la salida de Guzmán, ya que en ese momento el indicador que mide JP Morgan operaba en 2375 puntos básicos.

FACTORES GLOBALES
 

Si bien la suba es significativa, detrás de las causas hay también factores externos. La deuda a nivel mundial está transitando una semana particularmente positiva.

Los bonos de mercados emergentes de alto rendimiento suben 3% esta semana y 6% en las últimas dos semanas. De hecho, el rally de esta semana es su mejor performance semanal desde abril de 2020.

Lo mismo ocurre con los bonos de mercados emergentes que suben 6% en las últimas dos semanas. Por su parte, la deuda high yield evidencia su mejor mes desde 2011, al subir 6% en las últimas cuatro semanas.

Es decir, a los factores internos debe agregarse que el contexto global jugó a favor para que la deuda argentina pueda recuperarse.

Los bonos de Sri Lanka, por ejemplo, también subieron 23%, en línea con el rally de los bonos argentino. Aun así, pese a que los Globales argentinos rebotaron más del 20%, la deuda local sigue operando debajo de los valores que opera la deuda de Sri Lanka.

FACTORES LOCALES
 

Los factores internos también ayudaron a que los bonos se recuperen. La llegada de Sergio Massa despertó cierto optimismo en el mercado debido a que se espera que haya algún avance mayor en anunciar algún plan económico. 

Los analistas de Cohen señalaron que los soberanos en dólares tuvieron otra suba contundente de 11% en una rueda afectada por los rumores respecto a los cambios del Gabinete. 

"En cuanto a la dinámica de las curvas, mientras que en los Bonares la mayor demanda estuvo en los bonos cortos, en los Globales fue más equitativo. Con este movimiento las paridades vuelven a ubicarse por encima del 20%, logrando algunos estar cerca del 30%. En conjunto con la suba de los bonos se registró una caída del riesgo país (-7%) que ya se ubica en 2.538 unidades. De todos modos, en lo que va del mes el índice se ubica un 7% arriba"; dijeron. 

Con el ingreso confirmado de Massa a Economía, el mercado comienza a ver cambios importantes desde el lado político y un eventual volantazo a la hora de gestionar la crisis.

En definitiva, con el ingreso de Massa a Econonmía, el mercado espera mayor pragmatismo para lidiar con la crisis y lograr una mejor negociación con el FMI.

Se espera también que Massa llegue con un plan económico, algo que aun en la gestion de Alberto Fernandez no se ha presentado. 

Sobre este punto, el ex ministro de Economía, Luis "Toto" Caputo publicó en sus redes sociales.

En su tweet sostuvo "Como solía decir Tim Geithner, ex Secretario del Tesoro americano, "Plan beats no plan". La suba del mercado obedece a un reacomodamiento lógico de precios, bajo la expectativa q el nuevo ministro tendrá el respaldo político suficiente para presentar finalmente un plan económico"

Los analistas de Delphos Investment sostuvieron en un informe enviado a sus clientes que "con la llegada de Massa, el Gobierno podría tomar medidas con mayor respaldo político que sus antecesores y dotará de mayor ejecutividad y racionalidad a la política económica del gobierno, que enfrenta grandes desafíos en el frente cambiario, inflacionario y productivo".

Finalmente, Adrián Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores  dijo que Massa enfrentará un gran desafío. 

"Tendrá que reducir una brecha superior al 140% partiendo de una inflación proyectada en 7,5% mensual para julio, bajar el déficit fiscal, contener la emisión monetaria cuando todavía persisten las dudas alrededor de la capacidad del Tesoro de financiarse en pesos. Y deberá relanzar el programa con el FMI ante una realidad económica que se desvía sensiblemente de las metas", advirtió.

Por otro lado, remarcó que todos estos objetivos se dan con indicadores de confianza en el gobierno cercanos al 20%, un mínimo stock de reservas netas y un alto déficit cuasi fiscal aumentado por la fuerte suba de tasas de ayer. 

"Sin dudas, lanzar un plan de estabilización exitoso en este contexto será un gran desafío", anticipó.

Te puede interesar