Kicillof extendió canje hasta el 4-D, tras cambio de asesores de bonistas

Nacionales 09 de noviembre de 2020 Por Aldana Reinoso
El Gobierno bonaerense apuesta a reencauzar las conversaciones y reitera "en esta nueva etapa" la "voluntad de la Provincia de enmendar la oferta formal ya realizada", siempre y cuando la deuda resultante "sea sostenible". Disponibilidad de divisas, uno de los condicionantes.
gobernador-axel-kicillof

El Gobierno de Axel Kicillof confirmó este lunes una nueva prórroga del plazo de vencimiento del canje de deuda bonaerense bajo legislación extranjera por u$s 7.148 millones. Se trata de la novena extensión, que lo lleva hasta el 4 de diciembre, en pos de avanzar en el diálogo con los tenedores.
“Esta extensión se materializa luego de conocerse que el Comité de bonistas ha reemplazado a las firmas que los asesoran en materia legal y financiera”, señalaron desde el sitio web de la cartera de Hacienda y Finanzas que conduce Pablo López.

En esa línea, remarcaron que “ante ello Buenos Aires convoca a los acreedores que aún no han aceptado la propuesta y a sus asesores a retomar las conversaciones de buena fe que permitan arribar a una solución constructiva al problema de insostenibilidad de la deuda con privados bajo legislación extranjera”.

“En esta nueva etapa resulta oportuno reiterar la voluntad de la Provincia de enmendar la oferta formal ya realizada, siempre procurando que la deuda resultante sea sostenible en el mediano y largo plazo”, recalcaron.

“En este sentido, nos encontramos comprometidos con una administración responsable de la deuda pública, que tome en cuenta tanto las necesidades internas, así como las implicancias del contexto macroeconómico y la disponibilidad de divisas como condicionantes para evaluar las posibilidades de pago de los servicios implicados en la refinanciación”, afirmaron.

Bajo este escenario, concluyeron entonces que “la Provincia espera que, del trabajo conjunto en este nuevo período, sea posible alcanzar en las próximas semanas un consenso respecto a las modificaciones necesarias sobre la propuesta original que permita un acuerdo compatible con el marco de sustentabilidad de la deuda pública provincial y maximice la participación de los tenedores”.

Días atrás el grupo Ad Hoc de tenedores de bonos -que dice aglutinar a más del 49% de los bonos en rediscusión- contrató a White & Case LLP y Ayres Investment Management LLP para comandar la “evaluación de todas las opciones disponibles” para avanzar en la reestructuración.

En ese marco, los tenedores consideraron que la Provincia mostró “poco interés en involucrarse sustancialmente con sus tenedores de bonos durante el último año”, pero enfatizaron -en un guiño- que “el Comité Directivo permanece listo y dispuesto a entablar negociaciones de buena fe para encontrar una solución constructiva y adecuada a la situación fiscal específica de la Provincia de Buenos Aires”.

En rigor, el contacto con los nuevos asesores comenzó recién el pasado viernes, por lo que si bien el recambio a priori oxigena la negociación y asoma auspicioso para intentar reencauzar las conversaciones, aún es prematura una primera evaluación.

Es la novena extensión que aplica en el marco del canje ofertado el pasado 23 de abril, de la mano de todo un proceso hilvanado en sus detalles finos en coordinación con el ministro de Economía nacional, Martín Guzmán.

La propuesta bonaerense original incluye un período de gracia de 3 años, una quita de intereses de 55% y de 7% de capital y una extensión de los plazos de vencimientos, con la mirada puesta en reducir en $ 5 mil millones la carga total de la deuda en el período 2020-2030.

Pero luego desde la cartera de López se mostraron dispuestos a consensuar enmiendas, aunque siempre bajo la premisa de la sostenibilidad de la deuda.

Te puede interesar