Aluar se suma a la ola de la emisión de deuda en dólares pero que se liquidan en pesos: emitió una ON por US$ 60 millones

Nacionales 30 de julio de 2020 Por CPN Guillermo F. Williams
Emisión a tres años a tasa 0%. Fuerte demanda de instrumentos financieros que protegen contra la devaluación del tipo de cambio oficial.
Aluar 2

Las empresas que tienen sus negocios atados a las ventas al exterior, y por lo tanto les ingresan dólares, están poniendo de moda en el mercado los papeles de deuda vinculados al tipo de cambio, pero que se emiten, se negocian y se liquidan en pesos.

 Se trata de las Obligaciones Negociables dollar linked, que esta semana marcaron un nuevo hito. La empresa Aluar emitió una ON dollar linked por el equivalente a 60 millones de dólares, a tres años de plazo y a una tasa de interés el 0%. El inversor pone pesos a resguardo de las devaluaciones.

Aluar consigue pesos sin intereses aunque, claro, asume el riesgo de la devaluación. Que para su caso no es un problema, porque factura en dólares.

Se sumó otra emisión de ON dollar linked. La hizo la firma agropecuaria MSU, que salió a buscar el equivalente a 15 millones de dólares.​

Estos papeles son muy buscados por inversores institucionales, como aseguradoras o fondos comunes de inversión, que todo el tiempo reciben pesos (de asegurados, de inversores que colocan allí su liquidez), y encuentran en la opción dollar linked la protección contra devaluaciones. Naturalmente, la operación se estructura en torno al tipo de cambio oficial (hoy cerca de los $ 72) pero no toma en cuenta la brecha con los dólares alternativos, como el dólar Bolsa o el Contado con Liquidación, que hoy cotizan cerca de los $ 115.


El problema de estos papeles es que por ahora no son muy líquidos en el mercado secundario. Es decir, el que quiera desprenderse de una ON dollar linked antes de su vencimiento posiblemente deba asumir una pérdida de capital. No es un problema para los inversores institucionales, que por lo general van “a finish” es decir hasta el vencimiento.

Hay también empresas que utilizan el dollar linked para estacionar sus pesos hasta que se les abra la ventanilla de venta de divisas, hoy muy restringida. Así, lo que puede pasar es que cuando esa ventanilla se abre, se corre el riesgo de que haya demasiados vendedores de papeles dollar linked, depreciando su valor.

 
Lo concreto es que la operación de Aluar recibió una importante sobredemanda. De hecho en el libro de ofertas se consignaron 384 pedidos de compra por el equivalente a 2.200 millones de dólares. Esto suele suceder porque los interesados presentan propuestas por encima de lo que están dispuestos a comprar realmente. Ocurre que se produce un prorrateo entre todas las órdenes. Lo usual es que quien quiera comprar, por ejemplo, un millón de dólares, presente propuestas por el triple.

 
Diego Falcone, de Cohen señaló que esta demanda es la reacción del mercado a la escasez de instrumentos vinculados al dólar y la sobreabundancia de pesos en circulación.

Días atrás se conoció un informe de la Comisión Nacional de Valores donde consignó que el financiamiento en el mercado de capitales totalizó 54.452 millones de pesos en junio, con un crecimiento del 39% anual.

De este monto, el 59% fue a través de 21 ON, instrumentos de deuda corporativa. Y de las ON, el 81% se emitió dolar linked. De acuerdo a los datos del reporte, se destacaron las emisiones de Cresud, YPF, Petroquímica Comodoro Rivadavia e YPF Energía Eléctrica, por un total de 18.016 millones de pesos.

Desde Aluar, Javier Madanes Quintanilla, director de la empresa “agradeció a todos los inversores que han tenido una respuesta extremadamente favorable a la emisión de nuestras ON, lo cual una vez más ratifica la confianza que el mercado tiene con respecto al modelo de empresa que nosotros llevamos adelante”.

En esa línea Madanes ratificó el proceso que la empresa se encuentra llevando a cabo. “Principalmente estamos realizando un cambio de composición de la estructura de la deuda, no un incremento, aprovechando una modalidad de endeudamiento de mediano plazo con el mercado local que hoy es más favorable”. “De esta manera, podemos dejar a la compañía en una mejor posición de competitividad en el mercado internacional para afrontar mayores necesidades financieras que puedan surgir en el futuro de la mano del restablecimiento de la producción y consecuente recomposición de capital de trabajo”, agregó.

Tal como la compañía informara oportunamente desde el inicio de la pandemia, el objetivo siempre fue volver a operar a plena capacidad en la medida que las condiciones sanitarias así lo permitan.

“Desde ya esto tendrá diferentes etapas, pero una primera fase podría habilitarnos a colocar unos 150 millones de dólares adicionales de aluminio en los mercados internacionales”, afirmó Madanes. Por último el empresario resaltó que “todo esto estará sujeto a los tiempos de recuperación de la crisis sanitaria y a que se lleven adelante las anunciadas medidas por el Gobierno para impulsar las exportaciones argentinas”.

 

   

 
 
 

CPN Guillermo F. Williams

Asesor Financiero

Te puede interesar