Preparando el terreno para otra suba de tasas

Novedades 21 de marzo de 2022 Por Aldana Reinoso
La política monetaria del Banco Central es mantener correcciones periódicas siguiendo el ritmo de la inflación. La tasa de referencia se corregiría entre 2 y 2,5 puntos.
413330-whatsapp-20image-202022-03-18-20at-206-32-58-20pm

En el mercado se encuentran a la expectativa de un nuevo incremento sobre las tasas de interés en pesos. Esta semana el directorio del Banco Central no definió las subas y entre los inversores consideran que la decisión de un nuevo incremento quedará pautada para mediados de la próxima semana. Por el momento la tasa de referencia de las Leliq se ubica en 42,5 por ciento nominal anual y 51,9 por ciento efectiva.

La posibilidad de un nuevo aumento de la tasa de referencia estaría vinculado con la necesidad de acomodar los retornos en moneda local a un nuevo contexto de precios, con la inflación subiendo el 4,7 por ciento en febrero y en el acumulado de los últimos 12 meses, 52,3 por ciento. La inflación de marzo que reflejarían los índices oficiales no sería inferior a la del mes anterior.


En el equipo económico el objetivo es conseguir que las inversiones en pesos no tengan rendimiento negativos contra la inflación, lo cual generaría incentivos de dolarización. Se busca evitar presiones cambiarias y presiones del frente externo.

En el Banco Central realizaron este viernes ventas por 15 millones de dólares, pero en el mes llevan comprados cerca de 500 millones. Como el objetivo de la autoridad monetaria es seguir acumulando reservas internacionales, en la city consideran clave la combinación de altos precios internacionales de las materias y un retorno mayor de las tasas de interés en moneda local.


El último aumento de tasa de interés de la autoridad monetaria fue a mediados de febrero, cuando se llevó la Leliq a 28 días hasta el 42,5 por ciento. A su vez, se ofreció para las Leliq a 180 días un retorno del 47 por ciento. “La primera suba de tasas se produjo en enero y ahora se ajusta dicha estrategia”, dijo el Central en ese momento. Se aclaró que la intención es poder alcanzar retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local y preservar la estabilidad monetaria y cambiaria.

Estas subas implicaron también un incremento en el rendimiento de los plazos fijos en pesos. Para las personas humanas, el nuevo piso de interés pasó en febrero del 39 al 41,5 por ciento anual para las colocaciones a 30 días de hasta 10 millones de pesos, lo que representa un rendimiento de 50,4 por ciento efectivo anual. Para el resto de los depósitos a plazo fijo del sector privado, la tasa mínima garantizada se estableció en 39,5 por ciento, lo que representa una tasa efectiva de 47,5 por ciento.

Uno de los puntos interesantes del último anuncio de la tasa de interés en febrero fue que no se autorizó a subir algunos rendimientos de los préstamos, que podrían afectar el nivel de actividad o de consumo. Se especificó el mes pasado que las tasas reguladas por la entidad no iban a tener alteraciones.

Esto permitió mantener sin subas de tasa los programas de estímulo al consumo como el plan Ahora 12 y la tasa para la financiación de saldos impagos de tarjetas de crédito. Al mismo tiempo se anunció mantener las tasas subsidiadas de las líneas de inversión productiva en el 30 por ciento, y para capital de trabajo en el 41 por ciento. 

Te puede interesar