Acciones de valor vs tecnológicas: a cuáles apostar y por qué

Novedades 11 de abril de 2021 Por Mariano Garcia
Los inversores mantienen su fe en las acciones de valor tras la arremetida de tecnológicas. ¿Qué puede pasar en el mercado en los próximos meses?
warren-buffett-2jpg

El repunte de los valores de crecimiento y de tecnología hace que los inversores revisen si el alza de meses de las acciones de bancos, empresas energéticas y otros sectores sensibles al ciclo económico se está agotando o simplemente tomando aliento.
 
El índice Russell 1000 de valor comenzó 2021 con su mayor retorno trimestral en relación con su par de crecimiento en 20 años, porque los inversores pusieron dinero en acciones de empresas castigadas que pensaban que se beneficiarían más de un retorno de la actividad económica en Estados Unidos por las vacunas.

El guion se ha invertido desde mediados de marzo, y el índice Russell de crecimiento ha ganado más de un 6%, frente a una subida de poco más del 2% para el de valor. Algunos inversores se preguntan si el mercado ya ha puesto en precio las expectativas de un potente repunte económico por el estímulo, el gasto en infraestructuras y la distribución de vacunas.

"Hemos tenido un movimiento tremendo" en las acciones de valor, dijo Mona Mahajan, estratega senior de inversiones en Estados Unidos de Allianz Global Investors. "Probablemente, estamos en la fase en la que queremos ser un poco más cautos, un poco más selectivos".

Las acciones dependientes del ciclo económico generalmente cotizan con una relación precio/valor contable baja. Los inversores aún ven mucho margen de mejora en el grupo, donde los títulos siguen siendo baratos después de una década de haber sido aplastados por los grandes papeles como Amazon, Netflix y Alphabet.

A pesar de su reciente repunte, las acciones de valor siguen estando un 11% por debajo de su promedio histórico de descuento respecto del mercado, utilizando la relación de precio a valor en libro y otras medidas, según Solomon Tadesse, jefe de investigación de renta variable cuantitativa norteamericana de Societe Generale.

El descuento es aproximadamente comparable a la situación de las empresas de valor en noviembre de 2008, cuando la crisis financiera estaba en pleno apogeo.

Según Peter Berezin, jefe de estrategia global de BCA Research, las acciones de valor también cotizan un 74% más baratas que las de crecimiento. La última vez que se vio una distancia semejante fue durante el auge de las puntocom, hace más de 20 años, dijo Berezin.

Los inversores que apuestan por la llamada reflación (crecimiento e inflación) dicen que ese descuento da a las acciones de valor mucho espacio para avanzar, teniendo en cuenta que la Reserva Federal espera que la economía estadounidense se expanda un 6,5% en 2021, su mejor desempeño en casi 40 años.

"Hemos tenido algunas salidas en falso, pero creo que esta vez es real en términos del comercio de valor", dijo King Lip, estratega jefe de Baker Avenue Asset Management, que se ha inclinado hacia el valor en sus carteras sobreponderando las financieras, industriales y de materias primas.

Buenos resultados de los bancos y de otras empresas de valor podrían alentar ganancias en el sector. Los reportes trimestrales de JPMorgan Chase y Citigroup darán el pistoletazo de salida a la temporada de resultados la próxima semana.

En general, se espera que los beneficios de 2021 de las empresas de valor del Russell 1000 aumenten un 26,4%, superando una previsión de aumento del 17,7% para las empresas del índice de crecimiento, según datos de Credit Suisse a finales de marzo.

Aun así, algunos inversores esperan que los valores de crecimiento sigan presentando resultados mejores a los esperados, como lo han hecho la mayor parte del tiempo desde la crisis financiera. El índice Russell de crecimiento ha subido más de un 700% desde principios de 2009, más del doble que el de valor.

"Creo que el dinero fácil en las acciones de valor ha terminado", dijo Rick Meckler, socio de Cherry Lane Investments. El valor "ha cerrado la brecha lo suficiente como para que si el mercado tiene más espacio para subir, probablemente vuelva a los nombres que los inversores aman, los nombres de crecimiento".

Algunos inversores afirman que cualquier señal de resurgimiento del coronavirus podría estimular la vuelta a las operaciones ligadas al confinamiento que impulsaron a los valores tecnológicos el año pasado.

Los inversores también están atentos al mercado de bonos del Tesoro estadounidense, en el que se ha frenado la venta en las últimas semanas, después de que el rendimiento del papel del Tesoro a 10 años subió más de 80 puntos básicos en el primer trimestre.

El aumento de los rendimientos podría perjudicar a los valores tecnológicos y de crecimiento, cuyos flujos de caja tienden a ser de más largo plazo y se descuentan más en los modelos estándar de valoración de acciones cuando los rendimientos de los bonos suben.

Con muchos estímulos en los mercados y los inversores centrados en la inflación, "no veo un argumento de peso para que el (rendimiento) a 10 años siga subiendo y se produzca una mayor rotación (hacia el valor)", dijo Ross Mayfield, estratega de inversiones de Baird.

Te puede interesar