Jornada financiera: el BCRA frenó al dólar pero volvió a sacrificar reservas

Novedades 25 de junio de 2020 Por Mariano Garcia
Los bonos en dólares ganaron 3% en promedio después de que el ministro Guzmán afirmó que se acercaron posiciones con un grupo de acreedores. Wall Street cerró con un rebote de 1,2%, pese al temor global al coronavirus y la recesión
bolsa-de-comercio-merval-acciones-caida-agosto-2019-9_crop1578063777128_crop1590088068695.jpg_258117318
18

El Banco Central volvió a sacrificar reservas este jueves para mantener equilibrado el mercado mayorista y evitar una aceleración de la suba del tipo de cambio. Según fuentes privadas, la autoridad monetaria se habría desprendido de entre 20 y 30 millones de dólares para compensar la falta de oferta, en una rueda en la que se transaron unos USD 187,6 millones en el segmento interbancario.

El Banco Central estableció el 28 de mayo férreos controles en el mercado cambiario con el fin de mantener una depreciación sostenida del tipo de cambio y no ver erosionadas sus reservas internacionales, las cuales durante mayo se redujeron en USD 980 millones, según datos de la entidad financiera. Con el “súper cepo”, desde el 29 de mayo entonces, hasta mediados de junio, logró recomprar poco más de 1.100 millones de dólares.

La tendencia favorable al Central se revirtió a partir del 18 de junio, con la flexibilización de importaciones que debió conceder tras revisar algunos reclamos de los sectores productivos que tenían vedado el acceso a divisas.

Desde 18 de junio a esta parte la entidad balancea entre ventas y compras, por cuanto no consigue sumar activos a pesar del alto superávit comercial que caracteriza al segundo trimestre del año, que concentra las liquidaciones de la cosecha gruesa. Así, debió desprenderse de unos USD 49 millones el jueves 18 y sumó 54 millones el viernes 19. Luego compró unos USD 30 millones el lunes 22, que debió revender el martes 23. Este miércoles sumó escasos USD 10 millones y en la presente jornada retomó las ventas.

El sacrificio de reservas tiene un objetivo: mantener gradual el deslizamiento alcista del dólar formal, que en lo que va de 2020 suma un alza de 17,1%. Este jueves avanzó solo seis centavos, a 70,16 pesos.

Asimismo, el dólar blue finalizó sin variantes a $128 en un reducido mercado paralelo, mientras que las paridades bursátiles contado con liquidación y MEP volvieron a ceder, a 106,44 y 104,41 pesos respectivamente.

Salto para acciones y bonos

Después de las fuertes caídas registradas en la mayoría de los mercados bursátiles el miércoles, con pérdidas entre 2 y 3 por ciento en las principales indicadores de las bolsas de Nueva York rebotaron un 1% este jueves.

ONWVMKUN5FHM3MUJFIQMJSBKU4

En ese marco, las acciones argentinas que se operan bajo certificación ADR en dólares progresaron hasta 11,9% encabezadas Banco Supervielle. Además de los bancos, destacaron las ganancias en los títulos ligados al sector energía.

Este jueves apuntaló la demanda de activos argentinos una declaración del ministro de Economía, Martín Guzmán, acerca de la proximidad de un acuerdo con un grupo de acreedores de bonos en moneda extranjera.

ETZ6UDQ6AFAXFFKTRMPL6MS7MI

Así, los bonos soberanos de referencia en dólares operan con una importante alza promedio de 3%, con un riesgo país de JP Morgan que escaló unos 31 enteros para la Argentina, a 2.544 puntos básicos. Las paridades abarcan un rango que va de 35 a 56 dólares.

El panel líder S&P Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) ascendió 3,9%, a 41.966 puntos.

Las acciones mundiales atravesaron ruedas volátiles, ya que el aumento de casos de coronavirus en Estados Unidos y una advertencia del FMI sobre un desplome de casi el 5% en la economía global este año impactaron de nuevo a las fuerzas alcistas.

El Fondo Monetario Internacional informó el miércoles que espera que la producción mundial se contraiga un 4,9% este año, por encima del 3% previsto en abril. Para la Argentina proyectó una contracción económica de 9,9% para todo 2020.

En los EEUU, los datos de pedidos semanales de ayuda por desempleo mostraron que la débil demanda está obligando a los empleadores estadounidenses a despedir a trabajadores pese a la reapertura de los negocios. Las solicitudes totalizaron una cifra desestacionalizada de 1,48 millón en la semana al 20 de junio, desde los 1,54 millón de la semana previa.


 

Te puede interesar