En octubre hubo una expansión monetaria de casi $200.000 millones

Luego de dos meses de ser netamente contractivo, el mes pasado el Banco Central no logró aspirar todo y convalidó un aumento de la base del 5%.

Nacionales Por: CPN Guillermo F. Williams 09 de noviembre de 2022
billetes-pesos
billetes-pesos

En octubre el Banco Central (BCRA) convalidó una expansión de la base monetaria de casi $200.000 millones, lo que representó un crecimiento del 5% mensual y un 43% interanual. Es prácticamente el mismo monto que absorbió entre agosto y setiembre. De esta manera, un mes después del dólar soja el ente monetario volvió a las andadas, en un contexto de caída de la demanda de dinero.
 
¿Cuáles fueron los factores que explican la emisión del mes pasado? En primer lugar, se destaca el accionar del BCRA, presidido por Miguel Pesce, que mediante el pago de los intereses de la descomunal deuda remunerada acumulada emitió cerca de $439.000 millones. Pero también vía las intervenciones, principalmente, en el mercado de bonos y del dólar futuro hay una válvula de escape de la emisión.
 
El mes pasado, la compra de bonos soberanos en pesos explicaría la mayor parte de la emisión que se canaliza en el concepto “Otros”, que fue de casi $183.400 millones. De modo que entre los intereses y las compras de bonos el BCRA emitió más de $622.000 millones. ¿Qué hizo para aspirar la mayor parte de esta emisión? Como de costumbre recurrió a los únicos instrumentos disponibles para equilibrar la liquidez del sistema, las Letras y los Pases. A través de las Letras absorbió $38.300 millones más otros $273.000 millones vía Pases. Pero además, el mes pasado el sector público jugó a favor ya que fue un factor contractivo en más de $43.250 millones.

Esto fue posible porque con excedente de depósitos del Tesoro en el BCRA adquirió divisas al ente monetario. Y por último, el mercado cambiario fue netamente contractivo ya que el BCRA le vendió divisas, no solo al Tesoro, sino también al sector privado por el equivalente de $68.200 millones. De esta manera el saldo del mes arrojó una expansión de $199.840 millones. En términos de los factores el cambiario fue contractivo en $282.200 millones, el sector público fue expansivo en $170.700 millones brutos, el sector financiero fue expansivo en $128.000 millones más los $183.400 millones de “Otros”.


El correlato de todo esto fue un aumento del stock de deuda remunerada (Leliq, Pases y otras letras) de $330.500 millones, que lo llevó a un total de casi $8,9 billones. Esta deuda ya representa el 207% de la base monetaria. Por lo tanto, entre la base y los pasivos monetarios remunerados la montaña de pesos emitidos es de $13,2 billones.

Esquirlas cambiarias
También hubo esquirlas por el lado de las reservas que el mes pasado subieron $1.051 millones gracias al desembolso del Fondo Monetario Internacional (FMI) que giró u$s3.854 millones el día 11 por la tercera revisión del programa vigente aprobada por el directorio presidido por Kristalina Georgieva. Sin embargo, gran parte de esas divisas se volvieron a ir muy rápido, precisamente, porque fueron a cancelar compromisos y vencimientos con los Organismos financieros internacionales, entre ellos el propio FMI. Pero también las ventas netas, si bien fueron un buen factor contractivo de la base, se aceleraron en el último tramo del mes y dejaron un saldo negativo de casi u$s500 millones. Al cierre del mes, el canal Organismos internacionales dejó un balance positivo de u$s1.765 millones que se compensó no solo con las ventas de divisas al mercado interno sino por otras operaciones del sector público que implicaron una caída de u$s103 millones más otros u$s294 millones de otras transacciones como los swaps, etc. Por último, en octubre los encajes de los argendólares acusaron una suba de u$s181 millones vinculada con la recuperación de los depósitos privados en dólares.

Te puede interesar